24 sept. 2018

Seamos protagonistas del Paro general de 36 hrs. Construyamos unidad para luchar y ganar

Desde ATE Desde Abajo impulsamos con fuerza el Paro de 36hs en todas la juntas internas donde intervenimos del ámbito Nacional y de la Ciudad, promoviendo la movilización a plaza de mayo el 24 y participando activamente de los cortes y ollas populares del 25.
Lo hacemos entendiendo que es preciso enfrentar en la más amplia unidad y en las calles las intenciones del gobierno, que pretende barrer con conquistas históricas de nuestro pueblo trabajador y ser la punta de lanza del imperialismo yanqui en Nuestra América para saquear las riquezas de nuestros pueblos.

La deuda sigue siendo con el pueblo trabajador

Lejos de resolver las necesidades del conjunto de la clase trabajadora, el gobierno nacional y los gobiernos provinciales profundizaron la desocupación, la pobreza y el hambre a lo largo y ancho del país.
Y lo hacen sobre la base de un endeudamiento descomunal que va a condicionar a las futuras generaciones si no ponemos un límite concreto a la políticas que delegan la soberanía política y económica al FMI, si no cuestionamos la deuda externa, ilegítima y fraudulenta, exigiendo el cese inmediato de su pago para destinar esos recursos a garantizar las necesidades de las mayorías y no las ganancias de una minoría.

Las y los trabajadores debemos asumir un rol activo en esta lucha porque al ritmo que crece la deuda externa, se acrecienta la deuda interna con el pueblo y se aleja la posibilidad de acceder a derechos elementales como trabajo y salarios dignos, salud, educación, vivienda, y cultura para todas y todos.
Las y los estatales, además de defender nuestros puestos y las condiciones de trabajo, debemos defender que las políticas públicas promuevan y restituyan derechos, y no los limiten y cercenen cómo pretende el gobierno nacional y sus aliados.
Por ello entendemos que ahora es cuando debemos dar pelea de manera consecuente y decidida para frenar las políticas del gobierno, porque cuánto más tiempo le demos, más daño provocarán y más difícil será reparar el daño ocasionado.
Los sectores políticos que se disponen a acordar este presupuesto de hambre y más deuda, tienen por aliados a un sector de las conducciones sindicales, abiertamente colaboracionistas con sus políticas, dispuestas a negociar derechos a cambio de prebendas. A pesar de eso, debieron convocar a un paro general, presionados por el enorme descontento social. Tal es así que como no sucedía en décadas, todos los sectores de la CGT serán parte del paro.
La movilización que se convoca hoy lunes también es novedosa, ya que logrará expresar en las calles la bronca, extendiendo la duración de la jornada. Esta medida es impulsada por otro sector de la CGT (moyanismo y la Corriente Federal de Trabajadores) y la CTAs de Yasky y Micheli, con un discurso abiertamente opositor.
También el sector de la CTA de Peidro y Godoy, en articulación con movimientos sociales, una parte de los cuales están vinculados al Papa y otros sostienen una estrategia independiente.
Desde nuestro lugar, creemos que la lucha y la presencia en la calle, así como el debate en cada lugar de laburo, son las principales tareas; para  impulsar que la lucha no se limite a regular el conflicto social mientras llegan las próximas elecciones.
Planteamos la unidad de acción en la lucha, sin hacer propias perspectivas políticas que nos resultan ajenas y no compartimos: tenemos que ganar la batalla al ajuste ahora, no se puede esperar al 2019 y vamos por eso.
Para lograrlo, promovemos en todos los sectores espacios de discusión democrática que fortalezcan cada medida y ayuden a construir un plan de lucha desde abajo, ampliando desde las bases la participación de más compañeras y compañeros.

Soñemos, con la condición de luchar por nuestros sueños

Desde ATE Desde Abajo entendemos que resulta imprescindible, para generar las condiciones de posibilidad para luchar y ganar, fortalecer un modelo sindical democrático, participativo, solidario, feminista, que contenga la diversidad política existente en cada lugar de trabajo, y que con autonomía e independencia política, construya  en cada lugar de trabajo vocación de lucha para resistir la embestida del gobierno y, así, soñar con un futuro cercano donde seamos las y los trabajadores los que tomemos las riendas y seamos protagonistas de la historia.

Por nuestras reivindicaciones, paremos y ganemos las calles hasta derrotar el ajuste contra el pueblo.

- ¡Por la unidad de todas las luchas para derrotar las políticas del gobierno y sus aliados!
- ¡Por la defensa de todos los puestos de trabajo y las condiciones de vida!
- ¡Por la defensa de políticas públicas integrales y de calidad para el conjunto de nuestro pueblo trabajador!
- ¡Detengamos el achique y vaciamiento del Estado!
- ¡Basta de ajuste y de deuda externa!
¡NO a los acuerdos con el FMI y la reforma laboral y previsional!
- ¡Fuera Macri!
- ¡Fuera yanquis de América Latina!