26 abr. 2018

Intervención de nuestro compañero el Vasco Izurieta en la Asamblea General de Afiliados/as de ATE Capital.

Intervención de nuestro compañero Vasco Izurieta, delegado general de ATE Trabajo, en la Asamblea General de Afiliados/as de ATE Capital presentando una síntesis de nuestra declaración.

La conducción de ATE Capital cortó el micrófono antes de que finalice su exposición. Reproducimos la consigna final que no pudo expresar:

Ante el alza de la represión estatal y la criminalización de la protesta política y social:

¡Libertad a Milagro Sala, Fernando Esteche, basta de persecución a César Arakaki, Dimas Ponce, Sebastián Romero y todxs lxs luchadorxs populares!


24 abr. 2018

Asamblea de Afiliados/as de ATE Capital: necesitamos debatir una política gremial para enfrentar los despidos y el ajuste macrista



El miércoles 25 de abril se realizará la Asamblea Anual ordinaria de afiliados/as de la seccional Capital de ATE. El lugar elegido este año son unas canchitas de fútbol de un club de barrio, con muy poca difusión previa, con el claro objetivo de convertir esta instancia en un simple trámite para cumplir con el Estatuto, la Ley de Asociaciones Sindicales y los requerimientos del Ministerio de Trabajo.
La mística de aparato, con el fin de cohesionar a la militancia propia, buscará disimular esa formalidad, pero no alcanzará para cubrir el vacío de lo que se limitará a una instancia de aparato. Creemos que de forma deliberada se desperdicia erróneamente la posibilidad de poner en pie un espacio de participación masiva, para generar iniciativas de lucha orientadas a enfrentar los despidos y las paritarias a la baja, la precarización y la flexibilización creciente de nuestros convenios colectivos.

Una etapa defensiva ante la embestida del gobierno y las patronales


El gobierno de Mauricio Macri viene aplicando un programa económico de ataque frontal a la clase trabajadora y el pueblo, beneficiando a las grandes corporaciones y al capital especulativo. Desde el año pasado encaró una avanzada de “reformas” antipopulares, teniendo que postergar la reforma laboral ante la fuerza de las y los trabajadores que, en la calle, frenamos esas iniciativas. El gobierno no logra ir tan lejos como quisiera, va perdiendo apoyo popular y avanza en sus políticas represivas.
La presión por abajo logró arrancarle algunas medidas de lucha a la CGT, pero su inmovilismo posterior expresa cómo defienden sus lugares (y negocios) por encima de todo. A su vez, la fragmentación imperante al interior de ATE y las CTA´s resulta otra limitación para salir a luchar por todos nuestros derechos.
Como contrapartida de esta avanzada, fuimos protagonistas de manifestaciones populares enormes y contundentes. Por ejemplo, la masiva concentración por la aparición con vida de Santiago Maldonado, la combativa resistencia a las reformas laborales y previsionales, el paro mundial de mujeres, entre otras. Estas respuestas demuestran una profunda voluntad de luchar si se orienta el reclamo de manera concreta y cuenta con amplitud y diversidad política para la participación de todo el campo popular.

Un balance crítico de la política gremial de la conducción de ATE Capital


Desde ATE Desde Abajo estamos convencidos y convencidas de que en nuestro pueblo, y en particular entre los y las estatales, existe fuerza para resistir los ataques del gobierno, pero que ello requiere una política realmente unitaria y que fortalezca cada sector desde la base.
Creemos que la actual dirección de la Seccional desarrolla la política opuesta, poniendo en el centro una lógica de fraccionalismo agrupacional, que restringe de hecho la adhesión por la base a la adscripción política partidaria de la conducción del gremio a nivel seccional con el kirchnerismo, y orienta todas las acciones a las necesidades de acumulación de ese espacio político.
Esto se materializa en todos los planos de la actividad pública del sindicato, desde la agitación de aparato en las acciones gremiales y movilizaciones; así como los marcos de “unidad” que suponen definiciones y acuerdos que exceden a los del conjunto de los y las estatales y que tienen como único fin el fortalecimiento de algunos pocos referentes (gremiales y partidarios), en detrimento de la más amplia movilización de las bases estatales. Con preocupación vemos que crecientemente toda la acción político-sindical de ATE Capital tiene como mayor preocupación incidir en la disputa al interior del Partido Justicialista de CABA, al cual se han reafiliado los dirigentes de la Seccional.
Está claro que de ninguna manera cuestionamos la intervención política como trabajadores y trabajadoras, sólo afirmamos que las estrategias y apuestas político-partidarias de las conducciones, no pueden ser limitantes a la hora de ampliar la participación de compañeros y compañeras en los sectores de trabajo. Necesitamos una vocación de amplitud para romper el miedo, lograr medidas masivas, ganar las calles y parar el Estado.

Una oportunidad perdida en la organización del GCBA


Los conflictos que se pusieron de pie por despidos en sectores de Ciudad (SISYU/Mugica, Canal Ciudad y el CCR) podrían haber marcado un punto de inflexión en el crecimiento de ATE en el estado de CABA. Sin embargo, si bien se tuvo una política correcta al pretender unificar las luchas, se priorizó una lógica de aparato frente a las asambleas que despuntaban en cada sector. Se realizó una medida histórica, sostenida heroicamente por decenas de compañeras, como la permanencia de tres días en la Secretaría de Hacienda sin la preparación adecuada. Ante la necesidad de hacer aportes para sostener la lucha, la Seccional permanentemente puso en cuestión la posibilidad de aportar. Y se aplicó un método de verticalidad de aparato en la conducción de esos conflictos, que contrasta con la disposición democrática de una nueva camada de trabajadores/as estatales y militantes sindicales, a los/as que se les propone como modelo sindical y “cualidad” política el acatamiento mecánico de órdenes. 


Cada vez peor en el Estado nacional


Desde fines del año pasado que ha habido despidos en múltiples organismos, que sólo parcialmente fueron respondidos. En muchos casos, desde una lógica de externalidad al sector en lugar de fortalecer los espacios de base.
En uno de los principales conflictos como es el del INTI, una lucha testigo, primó el enfrentamiento con ATE Nacional antes que el acompañamiento a una de las principales luchas en su radicalidad y dureza del conflicto.
Actualmente existe una nueva tanda de despidos como en Hacienda, SRT, Agroindustria y hay otros en puerta en el marco de la reestructuración de Ministerios y Organismos. Es inminente la discusión de la pauta paritaria y no hay atisbos de ningún plenario o instancia para discutir un planteo reivindicativo. Tampoco lo hubo de cara a rechazar el plan de retiros voluntarios, el vaciamiento de la política pública o contra la precarización.



Sobre la democracia interna


En este marco de fortalecimiento de la identidad agrupacional, como único objetivo y la razón de ser de toda la política gremial, pierden sentido las instancias de democracia interna. No es por casualidad que llevamos meses sin un Plenario General de Delegados/as, con una fuerte ofensiva a las corrientes políticas “no alineadas”, y manteniendo la táctica de paralelización permanente o vaciamiento de las instancias convocadas por ATE Nacional (en una política de fragmentación con responsabilidades compartidas, entre la Verde y Blanca y la Verde ANUSATE, respectivamente).
Otro elemento a destacar es que de la Seccional se apeló a prácticas desleales y fraudulentas en elecciones de Juntas Internas, modificando padrones, dando de baja afiliados/as, candidatos/as y delegados/as para beneficiar la lista de la Verde y Blanca del sector, tal como lo vimos en las elecciones del Instituto Nacional de las Mujeres.



Cuando las mujeres avanzan, ¿el sindicato qué hace?


A pesar del Área de Género impulsada por el sindicato, la Seccional se encargó de obstaculizar y limitar el viaje al Encuentro Nacional de Mujeres a las afiliadas que no nos identificamos con la Verde y Blanca. En lugar de retomar la enorme legitimidad de nuestras luchas contra la violencia machista y de fortalecerla apuntalando viajes masivos, prima la “austeridad” selectiva, a pesar de contar con recursos millonarios. No alcanza con sacarse una foto con el cartel de “Ni una Menos” si después se ponen palos en la rueda a la lucha feminista y no se cuestionan prácticas y privilegios.
Este año la fuerza que tenemos las compañeras logró imponer el derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito como debate parlamentario. Creemos que como sindicato deberíamos apuntalar y sostener este histórico reclamo preparando una amplia difusión y su movilización para sumar fuerzas al vasto reclamo por la legalización.

El debate de fondo


Por estos elementos, el balance que hacemos desde ATE Desde Abajo de la política gremial de la conducción es crítico. No nos conformamos con las respuestas posibilistas que nos encontramos cuando llevamos estos debates a las instancias orgánicas correspondientes. No convalidamos el avance hacia la pejotización y cegetización de nuestra ATE Capital ya que, por el carácter y dinámica de dichos espacios, decantará en un mayor verticalismo burocrático, menos democracia y diversidad de política, en desmedro de las necesidades de las y los trabajadores/as estatales.
En este momento histórico, dónde muchos/as compañeros/as buscan contención en espacios colectivos y de lucha para enfrentar el ajuste, sostenemos que es posible y necesario otro modelo sindical: participativo, democrático y de lucha. Uno que valore y respalde la participación masiva desde las bases y que propicie la generación de espacios amplios en el Sindicato, con todo el respaldo a las luchas de cada sector, sin sustituirlos y fortaleciendo cada paso de las compañeras por mayores derechos. Un sindicato que construya en unidad con todos aquellos sectores que quieran hacer frente a las políticas de este gobierno masivamente y en la calle.
Por estas razones rechazaremos la Memoria y Balance presentada por el Consejo Directivo, que a su vez nuevamente se volvió a restringir en su circulación previa para que pueda ser conocida y debatida con tiempo por el conjunto de las y los afiliados/as.
A su vez, planteamos que esta instancia vote su constitución en Asamblea Extraordinaria para poner en consideración los siguientes puntos:

- Plan de lucha unificado contra los despidos, por recomposición salarial y pase a planta permanente.
- Constitución de un fondo de lucha del aporte de los/as afiliados/as, para acompañar a los y las compañeras/os despedidos en la lucha por sus puestos de trabajo.
- Organizar una masiva participación de las compañeras afiliadas a ATE en el Encuentro Nacional de Mujeres.
- Realizar actividades, movilizaciones y paros en reclamo del Aborto Legal Seguro y Gratuito.