13 dic. 2017

¡Vamos con la Verde, Blanca, Roja y Negra en ATE-CONICET!


Tras dos años de intensas luchas, este 14 de diciembre habrá elecciones para renovar la Junta Interna de ATE-CONICET y, por primera vez, Cuerpo de Delegadxs por sector. Estos años estuvieron signados por el ataque del gobierno de Cambiemos al organismo y la resistencia de sus trabajadorxs. Entre lxs becarixs e investigadores, se luchó primero por la efectivización de los ingresos a carrera de 2015 y luego, desde fines de 2016 y una buena parte de 2017 contra el enmascarado despido a 500 compañerxs efectuado por Macri y Barañao. Entre el personal administrativo y el personal de apoyo (CPA), la principal pelea fue contra los controles arbitrarios que intentaron imponer desde el Ministerio de Modernización. En ambas instancias, desde ATE-CONICET estuvimos en unidad junto a otros espacios de organización de lxs trabajadores como Jóvenes Científicxs Precarizadxs.

El desafío actual es que la nueva Junta Interna y el Cuerpo de Delegadxs sean una expresión de esas luchas y que incorporen a lxs nuevxs actores/actrices a la vida orgánica. Es así como llegamos a conformar una lista unitaria, la Verde, Blanca, Roja y Negra, para estas elecciones. Unitaria no por la cantidad de agrupaciones que participan sino porque refleja los cuatro escalafones que actualmente conforman el Conicet (personal de apoyo, administrativxs, investigadores de carrera y becarixs). Y también representa la gran complejidad geográfica del organismo incorporando delegadxs por sector en la CNEA, Exactas, Filosofía y Letras, Ciencias Sociales, Medicina, Farmacia y Bioquímica, Agronomía, entre otros, a los ya existentes de sede central y Saavedra 15.

Esa dinámica hoy implica un salto en calidad en el crecimiento de ATE- CONICET con nuevxs afiliadxs y nuevxs sectores de trabajo. Se expresa tanto en la conformación de un Cuerpo de Delegadxs por sector como también en la representatividad de los lugares de trabajo en la propia lista de Junta Interna, una experiencia poco habitual en las juntas de ATE.

    En el último tiempo se profundizó la vinculación con la Coordinación de lxs trabajadorxs de Ciencia y Técnica, denunciando el ajuste y respondiendo de conjunto contra las políticas vaciadoras y privatizadoras en el sector. En este sentido, desde el espacio de Coordinación de Ciencia y Técnica se articularon acciones como la movilización conjunta para el 29-11 y el 6-12, así como la audiencia pública en el congreso denunciando el brutal ajuste presupuestario en nuestro sector.

El proceso de organización que se viene impulsando en ATE-CONICET permitió crecer en nuevos sectores que se incorporan a empujar de conjunto una herramienta de lucha para lxs laburantes, esto se dio de la mano de un importante proceso de afiliación. En esta dirección es que debemos seguir, impulsando más organización por abajo, que permita pararnos con más fortaleza frente a la avanzada del gobierno contra los sectores estatales, de la ciencia y de lxs trabajadorxs en general.

Por supuesto que, lejos de contentarnos, este avance tiene que ser solo un punto de partida para un mayor crecimiento en organización y lucha. Para profundizar este camino y hacer frente a los desafío venideros, ATE-CONICET debe tomar un rol más activo y organizador en la lucha contra la política de ajuste en Ciencia y Técnica y para ello debemos ir más allá de lo realizado en diciembre pasado ante el despido de 500 compañerxs. También deberemos construir una dinámica de participación colectiva en todos los sectores, promoviendo asambleas y reuniones ampliadas de los cuerpos de delegadxs para que todxs seamos parte de la toma de decisiones cotidianas de nuestro gremio.

Pero también deberemos ir más allá de críticas inconducentes que no parten del proceso histórico del colectivo de trabajadorxs. Desde ATE Desde Abajo apostamos a construcciones gremiales reales por encima de lógicas que pretendan aplicar recetas uniformes en cualquier momento y en cualquier lugar. Por el contrario, nuestro eje es aspirar a que crezca la organización de lxs laburantes ante todo, en oposición a quienes parecerían interesarse más por delimitarse de la conducción que en construir organización de base. Es así que lejos de apostar a un “purismo” principista integramos diversos espacios gremiales con corrientes que están en las antípodas de nuestros pensamientos en muchos organismos, en muchos casos incluso compartiendo esas experiencias con quienes hoy se posicionan convenientemente en el rol de acusadores.

Poner en pie un modelo sindical democrático y de lucha es una tarea compleja, que la entendemos dentro de una dinámica histórica y no de manera estática o esporádica ante cada conflicto.

Desde siempre impulsamos, desde ATE desde Abajo, que ATE-CONICET sea un gremio democrático y participativo, sabiendonos trabajadorxs de la ciencia, hermanadxs con las luchas de toda la clase trabajadora. Un gremio que se base en la organización real de lxs laburantes y de su protagonismo, reflejando la construcción colectiva de una herramienta sindical que ponga por delante la unidad para luchar, frente a la parálisis o los delimitacionismos.

Por todo esto es que llamamos a construir colectiva y participativamente ATE-CONICET de la mano de la lista Verde, Blanca, Roja y Negra, retomando estas consignas de lucha:

  • Convenio Colectivo de Trabajo sectorial, que exprese a las y los trabajadores de CONICET
  • No al ajuste presupuestario. Basta de restricciones en el financiamiento de proyectos
  • Derechos laborales para las y los becarios. Investigar es trabajar.
  • Régimen jubilatorio especial e igualitario
  • Pase a planta permanente para las y los compañeros administrativos
  • Discusión de los mecanismos y criterios de evaluación e ingresos.
  • Democratización del CONICET.
  • Implementación de Mecanismos para eliminar la violencia laboral y de género.
  • Incremento salarial urgente
  • Profundizar la participación: expandir la organización por lugares de trabajo y fortalecer la democracia sindical en los Plenarios de Afiliados