7 sept. 2017

El 8/9 marchemos desde el INTA a la SRT contra los asesinatos laborales.

El 9 de Septiembre se cumple un año de las muertes de Diego Soraire, David Ramallo y Richard Alcaraz.


Diego Soraire, trabajador del INTA, murió tras de 6 dias de agonia con el 70% del cuerpo quemado,  luego que explotara un digestor (equipo que trabaja con alta presion, temperatura y productos quimicos), en las instalaciones de INTA Castelar. La Junta Interna de ATE INTA venia reclamando desde hacia años por las deficientes condiciones de seguridad en las instalaciones del INTA, pero las autoridades del organismo desoyeron sistematicamente este reclamo, sin destinar el presupuesto necesario para Seguridad e Higiene. David, trabajador de la Linea 60, murio aplastado por un colectivo que reparaba, luego que la rampa cediera, y su caso es un claro ejemplo de la avaricia patronal, que no solo explota a sus trabajadores sin garantizarles las condiciones de seguridad, sino que persigue sistematicamente a los delegados sindicales que denuncian estos hechos, mediante la iniciacion de causas penales y despidos.
Por su parte Richard, trabajador de la construccion, es representativo de la situacion de los trabajadores de la construccion, que son los que ponen la mitad de los muertos en los "accidentes" laborales, y demuestra la impotencia de los dirigentes UOCRA para hacer otra cosa que llenarse los bolsillos con los aportes sindicales y las coimas patronales.Despues de la muerte de Diego, la primera reaccion del INTA fue intentar tapar el hecho, cargar las culpas sobre la victima y poner palos en la rueda a los delegados de ATE que querian identificar todas las responsabilidades. Despues de un año, mas alla de la clausura definitiva del digestor, todas las irregularidades relevadas por la SRT en las inspecciones posteriores a la explosion siguen esperando ser subsanadas y los trabajadores siguen poniendo en riesgo su vida mientras desarrollan sustareas.
El ajuste presupuestario ya en marcha en el INTA, cuyas autoridades ya estan anunciando  va a profundizarse en 2018, no deja margen para mayor presupuesto en SeH, poniendo a los trabajadores en la constante extorsion para que pasen por alto los riesgos, con tal de mantener funcionando al INTA y asi "cuidar los puestos de trabajo". Piden cambiar condiciones de seguridad por estabilidad laboral. En el mismo sentido  la introduccion de los bonos por presentismo y productividad tienen como objetivo que los que trabajadores cambien la salud propia, la de su familia o la de sus compañeros de trabajo por salario, (ya convenientemente recortado con paritarias por debajo de la inflacion).  Las reformas laborales anunciadas por el gobierno para despues de las elecciones seguiran intentando avanzar en el abaratamiento de los costos laborales y en, conseguir mayor productividad, que no es otra cosa que las patronales ganen mas a costa de mayor explotacion de los trabajadores.
Para peor, en sintonía con estas reformas laborales, la SRT viene debilitando sus acciones en materia de prevención siendo el desmantelamiento del área de inspecciones en Territorios de Jurisdicción Nacional la frutilla del postre.
Solo la organizacion y la lucha en la calle de los trabajadores, en la mas amplia unidad podra frenar la avanzada neoliberal que intenta barrer con nuestros derechos, conquistados a lo largo de 100 años de lucha.

Concentramos en INTA (Av. Rivadavia 1439) a las 10hs, para luego marchar hasta la SRT (B. Mitre 755)