30 ago. 2017

¡No a los despidos en el Ministerio de Defensa!

La llegada de Oscar “el milico” Aguad al frente del Ministerio de Defensa implicó la puesta en marcha de un recorte vertiginoso sobre las condiciones de trabajo y salariales de los/as trabajadores, tal como lo viene llevando Cambiemos desde diciembre de 2015 sobre el conjunto de lxs trabajadorxs estatales. Desde sus primeros días, las decisiones fueron tomadas bajo un fuerte hermetismo creando un clima de incertidumbre para todos/as los trabajadores y las trabajadoras en el ministerio. La avanzada patronal que se viene imponiendo paulatinamente en el ministerio implica desde la imposición unilateral del control de horarios hasta los recortes sobre el salario de lxs trabajadorxs y la inminencia de despidos, los cuales empezaron a volverse una realidad hace unos días cuando los nuevos funcionarios le comunicaron verbalmente a varixs trabajadorxs, contratadxs bajo la modalidad de Asistencia Técnica (AT), que estaban despedidos.


Ante esta situación la Junta Interna de ATE del Ministerio de Defensa, logró forzar una mesa de diálogo, en donde las autoridades se comprometieron a revisar “caso por caso” la rescisión de los contratos. Al día siguiente de esta reunión, la llegada de los telegramas de despidos desató el miedo y el enojo de muchxs trabajadorxs que atraviesan, por primera vez desde que están en el ministerio, semejante hostilidad. Por lo cual, la Junta Interna solicitó una nueva reunión con los funcionarios que había sido confirmada para el jueves 24/8 a las 10hs y convocó a una asamblea para el día miércoles 23/8 a la mañana con el fin de informar sobre la situación al conjunto de lxs trabajadorxs del ministerio. A esta asamblea se acercaron compañerxs tanto del Consejo Directivo Nacional de ATE como de la seccional Capital. En la asamblea se vivió un clima de tensión producto del intento de votar (sin debate previo) para realizar una recorrida por las oficinas de los funcionarios. Finalmente, en este clima hostil y en el marco de desorganización de la Junta Interna y la asamblea (transformado en un espacio de confrontación y no de debate), la jornada terminó en la puerta del despacho del Jefe de Gabinete quien se encontraba en su interior y se negó a atender los reclamos hasta el día siguiente.

El jueves a la mañana se realizó la reunión entre representantes del CDN de ATE, de la Seccional Capital y la Junta Interna de Defensa y los funcionarios, quienes se comprometieron, nuevamente, a rever los despidos de lxs trabajadorxs “caso por caso”, al mismo tiempo que comunicaron que la lista de despedidos AT del ministerio ascendía a 60 trabajadorxs. En esta misma reunión, los funcionarios confirmaron la reincorporación de una trabajadora por la cual la Junta Interna ya había reclamado la semana anterior y se comprometieron a dar una reunión durante esta semana para dar una respuesta definitiva.

La lucha contra los despidos, y contra la avanzada general de la patronal en el ministerio, nos plantea la necesidad de actuar en unidad a partir del desarrollo de prácticas fraternales y democráticas que fomenten la expresión, en un ambiente de confianza, de todos/as los/as trabajadores/as y que sea capaz de construir un consenso de nuestros reclamos con el objetivo de incorporar a la mayor cantidad posible de trabajadores y trabajadoras del Ministerio a las distintas iniciativas impulsadas para frenar dicho avance.



En este contexto la agrupación Activate, que está compuesta por delegados/as de Tribuna Estatal –PO– y la Verde y Blanca –VyB– que se alejaron de la Junta Interna desde hace al menos cuatro meses, intensificó sus actitudes de hostigamiento hacia lxs delegadxs de la Junta Interna haciendo más responsable a estos delegados que a la propia gestión de la avanzada patronal. Activate, que es producto del fracaso de la lista armada por la Verde y la Verde y Blanca en el ministerio para la última elección, lejos de aportar a generar unidad en la lucha contra la avanzada patronal tiene entre sus filas al delegado adjunto, quien es reconocido por haber desarrollado en este último tiempo prácticas patoteriles y de amedrentamiento a diferentes compañeros por los pasillos del ministerio, que ha intentado ocultar información a la Junta Interna queriendo usarla para participar del diálogo con los funcionarios, que ha marginado a trabajadores por “ser de izquierda”, entre otras actitudes nefastas. Estas prácticas deben ser repudiadas, la “unidad” no puede ser la excusa para dejar pasar este tipo de actitudes.

Desde ATE Desde Abajo creemos que es indispensable impulsar la más amplia participación y organización de los/as trabajadores/as del ministerio en las diferentes iniciativas que se llevan a cabo con el objetivo de enfrentar la avanzada que las nuevas autoridades están desarrollando contra los trabajadores y las trabajadoras. Finalmente, expresamos nuestra solidaridad con la lucha llevada adelante en el Ministerio de Defensa y nos sumamos al reclamo: ¡reincorporación inmediata de los compañeros despedidos!