29 ago. 2017

ATE Capital recurre al fraude para ganar las elecciones en el Consejo Nacional de las Mujer.



La Verde y Blanca maneja la Junta Electoral y bajó arbitrariamente del padrón a 36 afiliadas que no podrán ejercer el derecho a elegir su representación sindical




A pocos días de las elecciones de la Junta Interna y los Cuerpos de Delegados y Delegadas de Sectores de Presidencia, la seccional de ATE Capital pretende proscribir a un grupo de trabajadoras del Consejo Nacional de Mujeres en una maniobra burda para que la lista Verde y Blanca gane los comicios. Es una política que bloquea la expresión de un sector mayormente de trabajadoras de elegir a la representación de compañeras y compañeros que encarnen los reclamos construidos en asambleas y reuniones sectoriales.
La Junta Electoral de ATE Capital dio de baja a 36 afiliadas, más de un tercio del total, justo el día en que salió la convocatoria a elecciones y por lo tanto se cierran los padrones. Está más que claro que no se trata de ningún problema administrativo sino de una maniobra de la lista Verde y Blanca que controla la Junta Electoral y los padrones, a la vez que pretende ganar el cuerpo de delegadxs sin contar con los votos genuinos para hacerlo.
Pretenden consumar un burdo fraude electoral contra quienes se han puesto al hombro la construcción de ATE en un lugar tan sensible como el Consejo Nacional de las Mujeres. Dentro de quienes fueron arbitrariamente excluidas del padrón, se encuentran nada más y nada menos que actuales delegadas. Las compañeras proscriptas son afiliadas, trabajan y encabezan los reclamos del sector, la Junta Electoral hizo caso omiso a las pruebas presentadas que tiran por la borda cualquier excusa formal para impedir elecciones transparentes.
Contradictoriamente, luego de numerosas presentaciones y reclamos, la Junta Electoral permitió que se presentasen como candidatas y candidatos 3 afiliadxs que habían sido dados de baja por el mismo motivo. Sin embargo, siguiendo argumentos contradictorios, insiste en impedir que participen en las elecciones otras 36 trabajadoras y trabajadores del Consejo. La firme intención de la seccional de ATE Capital de continuar con esta maniobra marca un precedente gravísimo para todos aquellos compañeros y compañeras que quieran construir desde ATE representaciones de sector democráticas y que enfrenten día a día las durísimas políticas macristas hacia nuestro pueblo y nuestra clase en particular.
No queremos que nuestra ATE se transforme en una versión “bajas calorías” de la burocrática UPCN. Rechazamos la manipulación de la voluntad de las trabajadoras y trabajadores para elegir a sus delegadas/os. Apelamos a todos los sectores que con honestidad militan dentro de nuestro sindicato, incluso numerosos/as activistas de la Lista Verde y Blanca que no bancan este tipo de maniobras.
Exigimos que no se acalle la voz de las compañeras del Consejo Nacional de Mujeres, y se les permita contar con una representación sectorial democráticamente elegida sin exclusión ni proscripción arbitraria y violenta.
Incorporación ya al padrón y a la lista de candidatos/as!

Te puede interesar:

ATE Capital proscribe la presentación de listas de delegadxs del Consejo Nacional de Mujeres