26 abr. 2017

Enfrentar el ajuste con más organización desde abajo

Con la presencia de compañeros y compañeras estatales de más de 20 organismos diferentes del Estado Nacional y de la Ciudad de Buenos Aires, el pasado sábado realizamos el primer plenario de ATE Desde Abajo de 2017 en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

Lxs encargados de dar apertura al plenario fueron Lujan Rodríguez y Marcelo Rojas, delegada de comunicación de la Junta Interna de ATE-CNEA y delegado general de la Junta Interna de ATE Obras Públicas y Vivienda respectivamente, quienes saludaron el encuentro, dieron un primer panorama del contexto en que nos encontramos y presentaron el panel y la dinámica de trabajo.
El panel arrancó poniéndonos a tono con la situación económica y política del país en boca de nuestro compañero Demian García Orfanó, Delegado de Organización de la Junta Interna de ATE MECON (Ministerios de Hacienda y de Finanzas de Nación). El gobierno de Macri pretende avanzar sobre las condiciones de vida y trabajo de los sectores populares, a partir de las políticas de ajuste impartidas que implican la máxima fragmentación posible para la discusión paritaria y la negociación de salarios atados a “incentivos” que hacen depender nuestras remuneraciones de premios poco transparentes que otorgan funcionarios o la limitación de licencias a costa de nuestra salud, flexibilizando todavía más las condiciones laborales.


Con la intención de afinar la mirada y construir colectivamente una adecuada caracterización de nuestra situación particular en tanto trabajadoras y trabajadores del Estado, nuestras compañeras Nadia “la Toti” Polanco, Delegada de Formación y Políticas Públicas de la Junta Interna de ATE Promoción Social de CABA, y Violeta Lañin, integrante de la Lista Verde, Roja y Negra en ATE del Ministerio de Educación de Nación, compartieron experiencias, análisis y miradas. Las compañeras hicieron un recorrido por la gestión macrista que lleva ya 10 años en el Gobierno de la Ciudad, y detallaron los cambios y continuidades que la política de Cambiemos implica en el Estado Nacional después de 10 años de kirchnerismo.
La privatización, la terciarización y los contratos basura que venimos padeciendo los y las estatales desde hace años y en todos los niveles de gobierno son tierra fértil para el avance de las políticas de ajuste, con el eufemismo de "modernización". Esta precarización laboral a la que nos someten los gobiernos es fiel reflejo de la precarización de las políticas públicas, sobre todo de las políticas sociales, mientras estallan casos de corrupción y los funcionarios cobran sueldos exorbitantes. Actualidad nos encontramos con la paradoja de que la masa salarial del Estado Nacional creció un 23% desde que asumió Macri el gobierno, mientras que son miles de despidos que sufrimos en el sector. La planta funcional (cargos jerárquicos) aumentó en proporción directa a los despidos, a fuerza del triunfo del trabajo ideológico que permitió construir la legitimidad y el consenso social para despedir masivamente en el Estado, mostrándonos como ñoquis y vagos/as. Sin embargo, al atacar nuestro trabajo el gobierno está atacando los derechos de la población. Menos trabajo y recursos para inspecciones laborales, capacitación docente gratuita, atención de niños y niñas, acompañamiento de mujeres víctimas de violencia, etc., no significan otra cosa que menos derechos para la población.

Cerró el panel Patricio Villani, Delegado General Adjunto de la Junta Interna de ATE Promoción Social de CABA, quien tomó la palabra para exponer nuestro posicionamiento sobre la situación de nuestro sindicato. Pese a la retórica de la unidad, ATE sigue sumido en una interna que nada tiene que ver con los intereses de los y las estatales, sino con las disputas de aparato. Tenemos un sector que hace todo lo posible para erosionar y paralelizar a la conducción nacional, tomando como caballo de batalla la añoranza del gobierno anterior en detrimento de las necesarias luchas por nuestras reivindicaciones. Y por otro lado una conducción nacional con poca cohesión interna, presenta dificultades para desarrollar iniciativas que sean apropiadas por la base, lo que se traduce en una decreciente capacidad de movilización. Con esas armas intenta resistir la disputa de aparatos y ser un actor de peso frente a la patronal, pero sin alcanzar buenos resultados en ninguno de los dos planos.

Qué hacer en ese marco

En estas circunstancias las y los estatales necesitamos salir a frenar el ataque de los gobiernos en unidad y con una estrategia clara y a ello pretendemos contribuir desde ATE Desde Abajo, poniendo en marcha un sindicalismo independiente, participativo, democrático y de lucha. Estamos convencidos que ese camino está dado por la construcción cotidiana y honesta en nuestros lugares de trabajo, con delegados y delegadas elegidos por sus propios compañeros/as, generando instancias democráticas y participativas para la identificación de las necesidades e intereses de los trabajadores y trabajadoras estatales. En base a la articulación de numerosas y diversas experiencias genuinas de organización de base, al fortalecimiento y desarrollo de nuevos procesos colectivos, a la identificación de necesidades y la construcción de demandas que nos unifiquen como clase, refundaremos nuestro sindicato para el desarrollo de luchas que ensanchen el horizonte de nuestras expectativas como trabajadoras y trabajadoras y nos organice para vencer.

Luego de las intervenciones del panel pidieron la palabra numerosas compañeras y compañeros de distintos sectores. Se escucharon más aportes en la caracterización de la situación que atravesamos las y los estatales y se reiteró en más de una oportunidad que nuestras principales tareas como ATE Desde Abajo son fortalecer nuestra intervención como agrupación y avanzar en iniciativas hacia el conjunto de la seccional.

Con estos objetivos emprendimos la segunda parte del plenario, luego de un distendido almuerzo que nos permitió recargar energías. Para ello nos dividimos en tres grupos para organizar nuestra militancia en distintas áreas: una de Prensa y comunicación; otra de Organización y finanzas; y finalmente la Comisión de Géneros desde donde se vienen desarrollando líneas de intervención hacia los distintos sectores y al interior de la agrupación, además de actividades de formación y desarrollo de políticas públicas, entre otras iniciativas.

Fortalecidas y fortalecidos por el debate y el encuentro, concluimos el plenario preparadas y preparados para los desafíos del crecimiento y para enfrentar la adversa circunstancia en que nos encontramos como clase, conscientes de que sólo con la participación y el protagonismo de las y los trabajadores podremos conquistar nuestros anhelos. Quienes somos parte de ATE Desde Abajo apostamos por un sindicato independiente, participativo, democrático y de lucha y a ello dedicamos nuestros esfuerzos.