30 mar. 2017

Construyamos desde abajo la Unidad en la Lucha


Para la última semana de marzo y las primeras de abril se preparan nuevas jornadas de paro y movilización que vuelven a poner en el centro de la escena a las y los trabajadores como principales protagonistas de las luchas contra el ajuste. Sin embargo, son visibles los intentos de algunas direcciones sindicales para que las distintas medidas de lucha sirvan para disipar el descontento y nada más. Por otro lado, también algunos sectores (incluso al interior de nuestra ATE) pretenden que estas movilizaciones sean simplemente hitos en una carrera política hacia octubre. Depende de nosotros y nosotras construir un plan de lucha que sea una estrategia superadora del dialoguismo y la postergación de los reclamos.
30 de marzo, o el paro que no fue
El gobierno de Macri pretende un retroceso histórico de las conquistas populares y al día de hoy la gran mayoría de las dirigencias sindicales no han hecho más que esquivar un enfrentamiento franco y directo en busca de acomodarse a las nuevas circunstancias.
En ese marco, luego de la indefinición de la CGT sobre la fecha de paro, el sector de la CTA-A que dirige Pablo Micheli y la CTA de los Trabajadores, que conduce Hugo Yasky, lanzaron una convocatoria propia para el 30 de marzo  contra los tarifazos, el fin de los despidos y suspensiones, y en apoyo a la lucha docente. Sin embargo, luego de la definición del paro de la CGT el 6 de abril, la medida de la CTA queda más como una demostración de fuerza de su corriente sindical.
Por otro lado, la medida no cuenta con el respaldo del sector de la CTA-A vinculado a ATE Nacional y Cachorro Godoy, quienes leen las medidas en código de la interna de ATE y la CTA y no en función de lograr mejores condiciones para las/los trabajadores. Creemos que esa actitud de auto aislamiento no contribuye ni a la movilización en nuestro sindicato ni a generar la necesaria unidad para la lucha.
Resulta llamativo también que en los plenarios en ATE Capital la Verde y Blanca se empeñe más en criticar la dirección nacional de ATE que a la conducción de la CGT que permite la tregua y es mucho menos democrática que ATE Nacional.


El primer paro nacional contra el gobierno de Macri
La convocatoria de la CGT para el 6 de abril va a ser una contundente demostración de fuerzas, a pesar de los intentos de los convocantes de evitar que se exprese la masividad de la medida, y de los esfuerzos realizados por el gobierno para debilitar esa jornada de lucha. No sólo adhieren al paro los sindicatos de la CGT (incluyendo los gremios de transporte), sino que cuenta con el apoyo de las dos CTA, de ATE Nacional, la CTEP y movimientos sociales como Barrios de Pie, la CCC, FOL, FPDS entre otros.
Las y los estatales que conformamos ATE desde Abajo vamos por transformar ese paro “dominguero”, en un paro activo, con movilización y cortes de calle, mostrando el tipo de medidas que consideramos que nos puede permitir quebrar el ajuste. Medidas que requieren ser continuas, estructuradas en un plan de lucha, sobre la base de las discusiones democráticas de las y los laburantes.
Por ello exigimos a las conducciones de ATE Nacional y ATE Capital que garanticen la construcción de un paro activo, participando de puntos de concentración y poniendo a disposición de las y los estatales medios de transporte que nos permitan participar de esa medida de fuerza. Tal como hicieron algunas Juntas Internas en la movilización del 7 de abril con un gran cartel llamando a un paro general, tenemos que poder aportar nuestra presión a que exista un plan de lucha real. 

Unidad de acción para derrotar el macrismo
Las peleas de aparato entre las dirigencias sindicales nos están llevando a un escenario de fragmentación de instancias de discusión y movilización en un momento donde cada vez es más urgente la unidad para luchar y ganar. El macrismo quiere arrasar con nuestros derechos, postergar nuestros salarios y precarizar nuestras condiciones laborales, pero priman las estrategias de especulación de cara a octubre o de personalismos que no aportan a nuestras luchas concretas.

La unidad de acción es una tarea urgente para enfrentar la avanzada macrista contra las y los trabajadores. Ese es el camino que venimos transitando desde ATE Desde Abajo, sin sectarismos pero sin confundir unidad de acción con seguidismo. Queremos construir un futuro que garantice a todo el pueblo trabajador el acceso de todos los derechos, por eso militamos día a día en nuestros lugares de trabajo promoviendo un modelo sindical participativo, democrático, solidario, independiente y de lucha. Porque entendemos que los problemas de las y los trabajadores deben ser resuelto por las y los trabajadores, tomando en nuestras manos las riendas de la historia.