26 ago. 2016

El Gobierno Nacional recorta las vacaciones acumuladas preparando el terreno para nuevos ataques


En los organismos nacionales el recorte de vacaciones acumuladas avanza por la decisión política del Ministerio de Modernización. Al dejar de reconocer el derecho a tomar esas vacaciones, achican el costo de futuras liquidaciones finales. Es un problema que afecta en forma más intensa a quienes hace más años que trabajan en el Estado, impactando especialmente a trabajadores/as de Planta Permante. Luego de toda una vida de sufrir una carrera laboral estancada, y salarios a la baja, el Estado empleador nos "premia" con un recorte sin previo aviso de un derecho adqurido. Afectan así la posibilidad de descansar, planificar las actividades que deseemos en nuestra vida personal con plena libertad.




¿Qué dice la normativa?

La normativa para las licencias en el empleo público se rige, lamentablemente, por un decreto de la dictadura, el 3413/1979. En esta norma y sus modificatorias (además de instaurar la existencia de trabajadores de primera y otros con menos derechos) queda a disposición de “la autoridad facultada a acordarla” (léase los Ministerios u organismos) el transferir por “razones de servicio” las licencias al año siguiente.

Desde la salida de la normativa hasta este año, las sucesivas gestiones transfirieron las licencias más de un año exceptuando ese criterio (ver ejemplos). De hecho, son responsables en la mayoría de los casos de que no se aprovechen de corrido las licencias, por la organización propia de cada sector de trabajo.

Las autoridades del Gobierno anterior no firmaron dicha disposición y las nuevas autoridades se amparan en la normativa vigente para justificar el recorte.

Desde ATE Desde Abajo queremos resaltar que esa normativa vigente no anula la posibilidad de la transferencia de las licencias. Señala responsables. Son las autoridades de cada organismo (o eventualmente del Ministerio de Modernización) quienes pueden plasmar legalmente la transferencia de las vacaciones, y está en la organización de cada sector la posibilidad de reclamarlo.

Está en nosotros como trabajadores/as defender nuestros derechos y también es responsabilidad de los sindicatos que nos dicen representar ponerse a la cabeza de este reclamo. Cualquier derecho que se pierde es un retroceso para todos/as.

¡NO AL RECORTE DE LAS VACACIONES ACUMULADAS!

¡NO A LOS RETIROS “VOLUNTARIOS” Y LAS JUBILACIONES COMPULSIVAS!