20 jul. 2016

Basta de persecución gremial en el INADI!

Desde ATE Desde Abajo nos solidarizamos con los compañeros y compañeras del INADI y llamamos a todos los sectores a movilizarnos mañana a las  12:00 del mediodía a la sede central de ese organismo (Avda. de Mayo 1401, esquina San José, CABA) para expresar nuestro repudio a la persecución y hostigamiento gremial que vienen ejerciendo sus funcionarios, así como también repudiamos a las diversas modalidades de maltrato que descargan contra los trabajadores y trabajadoras (traslados y descuentos arbitrarios, falta de asignación de tareas, etc.). 

Si tocan a unx, respondemos todxs! 

Arriba lxs que luchan!

Difundimos comunicado ATE INADI:


Compañeras y Compañeros,

El colectivo de trabajadores y trabajadoras del INADI reunidxs en asamblea de ATE convoca a todas las organizaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles, de género y organismos de derechos humanos a participar de la medida de fuerza con corte y radio abierta que realizaremos el día jueves 21 de julio a las 12:00 en Av. De Mayo y San José organizada por nuestro sindicato para dar a conocer las distintas situaciones de persecución, vulnerabilidad y violencia que vivimos desde hace tiempo en nuestro sector de trabajo.

Junto al ajuste, el tarifazo y la represión que descarga sobre nuestras espaldas la Alianza Cambiemos a lo largo y ancho del país desde hace unos meses, llegaron al INADI, al igual que a la gran mayoría de sectores de los ámbitos público y privado, los despidos y la persecución. Siguiendo esos lineamientos, la actual gestión del INADI –encabezada por el Dr. Javier Buján, hombre del núcleo dirigido por Daniel Angelici-, viene cumpliendo al pie de la letra el guión impuesto por los Ministerios de Modernización y Hacienda para todas las reparticiones del Estado Nacional: una vez hecho el primer achique, que se elija entre salario o trabajo, con sus reglas y sus condiciones, en lo que hace a una lenta pero certera invitación al exilio; y para aquellos que levanten la voz, luchen y se organicen, la disciplina, el apriete y la persecución.

Con la primera escalada llegaron los despidos y las reformas internas: desmantelaron áreas enteras, cerraron programas, quitaron funciones, pusieron cámaras y micrófonos. Resistimos, y logramos las reincorporaciones, a pesar de las enormes trabas que quisieron ponernos. Después vinieron los descuentos sin mayor criterio que la arbitrariedad, las amenazas directas y el hostigamiento, junto a la cada vez mayor vulnerabilidad y deterioro de nuestras condiciones de trabajo. Sin ir más lejos, durante la última semana quisieron enviar a Tecnópolis en un micro a más de veinte compañeras y compañeros sin decirles con claridad por qué, en qué condiciones, ni para qué irían, más que para fingir que su gestión funciona en la opinión pública.

A nuestro repudio y pedido de explicaciones, respuestas y soluciones, le siguió el cierre del diálogo, la intervención con funcionarios en nuestras asambleas, y nuevamente, el apriete a nuestros compañeros y compañeras, junto al pedido de listados por área de quienes participamos del sindicato para amenazar con quitarnos nuestro salario por ejercer el derecho de huelga. Aun así y todo, al día de la fecha, aquella gestión que cuando llegó se llenó la boca diciendo que tendría las puertas abiertas, hoy da la cara sólo a través del picaporte.

Como trabajadores y trabajadoras del Estado, y como defensores y defensoras de los derechos humanos, somos conscientes de que el INADI tiene o debería tener un rol protagónico para la transformación de la sociedad, porque entendemos que debería cumplir la función de difundir e informar las distintas prácticas discriminatorias, racistas y xenófobas que nos atraviesan, atender y apuntar a solucionar los ejemplos cotidianos, y elaborar políticas que puedan hacernos avanzar en este sentido. Actualmente, nuestro sector de trabajo no funciona más que como una empresa que amedrenta y busca avanzar sobre quienes creemos que debería funcionar distinto.

Por eso es que los y las convocamos a acompañarnos mañana, para repudiar y denunciar de conjunto estos atropellos, porque somos conscientes de que si queremos que las cosas cambien sólo podemos hacerlo con nuestra propia fuerza, la del pueblo trabajador.

SOY ESTATAL, MI TRABAJO SON TUS DERECHOS


ATE INADI