27 ene. 2016

En defensa del trabajo estatal y de los derechos del pueblo

ESTE VIERNES 29 a las 17 hs ¡Todas y todos al CCK!

En defensa del trabajo estatal y de los derechos del pueblo


Este viernes 29, parodiando el discurso de los ñoquis que los principales medios de comunicación han instalado y naturalizado en la opinión pública, se realizan al menos 4 movidas distintas (ñoquiada en el Centro Cultural Néstor Kirchner, organizada por sus trabajadores y trabajadoras; la Concentración en el Obelisco de la Campaña #MacriParaLaMano; "La Marcha de los Ñoquis", convocada en Plaza de Mayo y una cuarta manifestación en el Congreso), las cuales llaman a oponer resistencia a los despidos y a desmontar que este discurso no tiene otro fin que el de legitimar las acciones del gobierno de Macri tendientes a la reconversión y achicamiento del estado.

Y sabemos lo que significa para el macrismo la “modernización del estado”, por que ya lo vivenciamos en la Ciudad durante los últimos ocho años: vaciamiento de las áreas sensibles que atienden a las poblaciones mas vulneradas desde una lógica gerencial/empresarial; mercantilización de los derechos y privatización de los efectores públicos; disciplinamiento a las y los trabajadores con precarización laboral y persecución sindical.

Desde ATE Desde Abajo saludamos todas las iniciativas que salen a la calle a oponerle resistencia a la ola de despidos y en defensa de los derechos del pueblo trabajador, pero a fin de aunar esfuerzos decidimos acompañar a las y los Trabajadores del Centro Cultural Kirchner que todavía no obtienen respuesta ante los más de 600 compañeros despedidos.


Sin embargo señalamos, ante las distintas iniciativas planteadas para el viernes 29, la falta de una metodología clara, democrática y participativa para organizar la resistencia unificada ante la avanzada de la patronal. Esta situación representa para las y los trabajaros un problema político, ya que vemos que se superponen actividades en un escenario que demanda respuestas unitarias y contundentes para frenar al macrismo.

En este sentido vemos con mucha preocupación que ATE no se ponga a la cabeza de esta situación, y que por el contrario de respuestas desde una lógica agrupacional y no como sindicato de masas, desconociendo la diversidad existente entre las y los de afiliados del gremio y las necesidades de los sectores en conflicto

Queda en evidencia la fragmentación que atraviesa nuestro sindicato, expresada hoy en la falta de coordinación entre ATE Nacional y ATE Capital para salir a dar una pelea sistemática, unificada, democrática y combativa que sea construida en base a las necesidades de cada sector.

Ante este escenario debemos contestar con un mayor protagonismo de las bases para salir a pelear por todos nuestros derechos de manera inmediata, sabiendo que la defensa de los puestos de trabajo empieza por el lugar de trabajo. Con democracia de base como reaseguro para que se persigan los interesas de las y los trabajadores, e incluyendo a sectores ajenos a nuestro sindicato que han impulsado o se han solidarizado con las luchas en curso, entiendendo que si pasan los despidos en el estado avanzan por el sector privado y los derechos populares.

Por estos motivos convocamos a las y los trabajadores estatales, a organizaciones sindicales, estudiantiles, políticas y a toda la población en general, a participar del festival popular y ñoquiada convocada por las y los Trabajadores del Centro Cultural Kirchner, este viernes 29 de enero a las 17 horas en la Avenida Leandro N. Alem y Sarmiento.

¡A organizarse desde abajo para defender todos nuestros derechos!
¡Exijamos plenarios unificados a ATE Capital y ATE Nacional!
¡Construyamos un plan de lucha para frenar a la patronal!
¡Si tocan a unx, tocan a todxs!
¡Soy trabajador estatal, mi trabajo son tus derechos!

19 ene. 2016

Masivo Plenario debatió cómo enfrentar los despidos

Estatales nacionales, provinciales y municipales

Masivo Plenario debatió cómo enfrentar los despidos

Más de 230 estatales nacionales, provinciales y municipales participaron del Plenario Abierto convocado por las agrupaciones ATE Desde Abajo (CABA) y Víctor Choque (Buenos Aires), realizado el sábado 16 en la Universidad de Trabajadores (ex IMPA), en la Ciudad de Buenos Aires.


Pese al intenso calor de mediados de enero, las y los estatales presentes desbordaron el salón de la ex empresa metalúrgica y a lo largo de casi tres horas se compartieron análisis y opiniones sobre cómo intervenir en esta coyuntura crítica, que a la fecha alcanza casi los 18.000 despidos en los distintos niveles del Estado (Nación, provincias y municipios).

Entre las y los estatales presentes estuvieron compañeros y compañeras de más de 31 sectores del Estado Nacional; 8 de la Ciudad de Buenos Aires; y estatales de los distritos bonaerenses de Lomas de Zamora, Almirante Brown, Lanús, Quilmes, Florencio Varela, La Plata, Ituzaingo, Moreno, Morón, General Rodríguez, San Martín y San Miguel, tanto provinciales como municipales.

Apertura y debates

El Plenario se abrió con una intervención de Norberto Señor, dirigente de la Comisión Administrativa de ATE Lomas de Zamora, quien expuso el escenario político y económico general en el que se producen los despidos; y explicó el objetivo político de disciplinamiento que persiguen estas cesantías hacia toda la clase trabajadora, en un marco de ajuste y devaluación.


Luego fue el turno de Hernán “Vasco” Izurieta, delegado general de ATE-Trabajo, quien analizó la combinación entre estigmatización mediática, precarización laboral y vulnerabilidad contractual que facilita estos despidos; desarrolló la situación interna de ATE Capital en la actual coyuntura e instó a promover desde las bases la unidad de acción de toda ATE. 

Ambos coincidieron en la urgencia de dar la lucha ya para frenar los despidos, sin esperar hasta marzo, necesidad que quedó reflejada en el interés y la masiva concurrencia al Plenario convocado con apenas cinco días de antelación.

Luego fue el turno de las y los protagonistas de algunas luchas emblemáticas de sectores que enfrentan despidos (y en algunos casos lograron las reinstalaciones): Niñez y Adolescencia de Quilmes; Programa Primeros Años de Desarrollo Social; Centro Cultural Kirchner y luego más de 20 compañeros y compañeras nacionales, de CABA y provincia de Buenos Aires. 

Los diversos aportes que se fueron dando a lo largo de las intervenciones fueron sistematizados al cierre, a modo de síntesis de las discusiones y como orientaciones generales a llevar adelante en lo inmediato. 

Principales conclusiones

Entre los aportes fundamentales que dejó el Plenario está la decisión inquebrantable de unirnos, organizarnos y luchar contra los despidos en el Estado, que golpean sobre miles de trabajadoras y trabajadores precarizados, fundamentalmente en la Nación y los municipios. 

Para ello, coincidimos en denunciar que no sólo apuntan a “achicar el gasto público”, sino también a disciplinarnos a los estatales y al conjunto de la clase trabajadora, dando luz verde a despidos masivos también en el sector privado.

En este sentido, como criterio político general, se jerarquizó confrontar en forma clara y contundente contra esas políticas de ajuste del gobierno de Macri, tarea que es central y prioritaria para nosotros en la coyuntura. Y al mismo tiempo que promovemos la mayor unidad de acción para resistir, debemos marcar una delimitación crítica con otros sectores, señalando con humildad, paciencia y con la autoridad política de haber luchado sistemáticamente todos estos años, que los enormes niveles de precarización laboral en el Estado, heredados de las administraciones kirchneristas, han facilitado objetivamente esta situación de despidos. 

Por su parte, frente a la campaña de desprestigio mediático que apunta a nuestro aislamiento social, coincidimos en promover las consignas “Soy estatal, mi trabajo son tus derechos”, “Nuestro trabajo son los derechos del pueblo” o similares, en todos los organismos sindicales y a través de nuestras propias agrupaciones, mediante afiches, pintadas, volantes, redes sociales, etc. 


Allí donde tenemos responsabilidades de dirección, en Seccionales o Juntas Internas, tenemos que practicar a fondo el modelo sindical y de resistencia que promovemos: democracia de base, nada de sectarismos, unificar a la inmensa mayoría de trabajadores y trabajadoras, sin distinción de ideas, actuando en acuerdo con las decisiones mayoritarias, para masificar al máximo la pelea y lograr repercusión. Y en consonancia con esta orientación, trabajar por la unidad de acción de nuestra ATE en todos sus niveles e instancias. 

En el plano organizativo, se invitó a todo el activismo de base que participó del Plenario a sumarse a ATE desde Abajo en CABA y a la Víctor Choque en la provincia; y a replicar convocatorias similares, conjuntas y abiertas, a nivel sectorial, distrital, seccional, o regional, para fomentar la participación, la unidad y la organización en los territorios de nacionales, provinciales y municipales.

Sobre esta base, convocaremos a un nuevo Plenario para febrero, que con más tiempo y preparación logre incluso mayor masividad; y permita debatir en grupos y profundizar en el intercambio de experiencias y propuestas.

Sin duda, este Plenario Abierto significó un claro salto cuantitativo y cualitativo de ambas agrupaciones, que de forma creciente venimos trabajando y militando de conjunto desde hace años.

11 ene. 2016

No podemos esperar: hay que frenar los despidos ahora

A pocas semanas de asumido Mauricio Macri ya fueron despedidos 15 mil empleados públicos por parte de los gobiernos nacional, provinciales y municipales (de distintos signos políticos), lo cual es solo el comienzo de una avanzada contra todos los trabajadores y trabajadoras estatales.

Estos despidos responden a una concepción neoliberal en donde las políticas públicas y los trabajadores que las llevamos adelante somos vistos como un “gasto” a recortar. Nuestros despidos son una de las formas de recuperar los ingresos que el Estado deja de percibir, al tomar medidas que favorecen a los sectores más concentrados de la economía (como la baja en las retenciones al sector agroexportador). 



Hasta ahora los despidos, masivos y arbitrarios, recaen sobre los compañeros y compañeras con formas de contratación más precarizadas, como los contratos de Asistencia Técnica conveniados con universidades o quienes facturan al PNUD u otros organismos internacionales en el Estado Nacional. Este mar de precarización laboral fue construido durante la última década donde paradójicamente se amplió el Estado en base a diversas formas de contratación precaria.

Esto sucede en el marco de una orquestada campaña de desprestigio del empleo público que se viene llevando adelante desde hace tiempo por los grandes medios de comunicación, y que lamentablemente ha calado en amplios sectores de la sociedad.

A su vez, esta ofensiva contra la fuente de trabajo de miles de estatales tiene como objetivo no solo achicar el “gasto público” sino también disciplinar al conjunto de las y los trabajadores en la lucha por la recomposición salarial, tras la pérdida de su poder adquisitivo afectado tanto por la vía inflacionaria (que cerró el 2015 por encima del treinta por ciento) como por la devaluación del peso (por encima del cuarenta por ciento). Al mismo tiempo, esta primer ola de despidos no es simplemente un ataque contra el empleo público, sino que es un mensaje para todos los grandes grupos económicos. En consonancia con el resto de las políticas de ajuste lanzadas por el nuevo gobierno, los despidos son una señal a los "mercados" para marcar la cancha: si el Estado despide, los empresarios también tiene vía libre para hacerlo. De esta forma buscan condicionar a los trabajadores para las próximas paritarias, con la amenaza de sufrir despidos si no nos resignamos a absorber los costos de la devaluación. 


Ante la dubitativa y tardía reacción de la flamante conducción verde y blanca de de ATE Capital, debieron ser las Juntas Internas y delegados y delegadas de base los que hicieron punta en salir a dar esta batalla, haciendo oír con fuerza en la opinión pública, por primera vez, la voz de las y los trabajadores estatales, frente al bombardeo mediático que habla sólo de “ñoquis” para referirse a los empleados públicos.


Nuestro trabajo son tus derechos


En este sentido, las y los trabajadores estatales tenemos que tener en claro -y así transmitirlo al conjunto de la sociedad-, que a través de nuestro trabajo se garantizan los derechos de los sectores populares, que son los que necesitan de las políticas públicas para tener acceso a la salud, educación, alimentación, vivienda, etc. 

Para enfrentar los despidos necesitamos generar la mayor unidad y organización posible, tanto en los sectores como a nivel nacional, y de esa manera construir respuestas masivas y de envergadura nacional ante la ofensiva de los gobiernos. 

Más allá de la brutalidad con la que se está llevando a cabo el plan de ajuste, hay sectores en los que con una respuesta rápida y contundente logramos la continuidad de contratos inicialmente dados de baja, como es el caso del Programa Primeros Años dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Por eso la tarea fundamental de los delegados y delegadas de base es la de organizar la resistencia en cada lugar de trabajo.


Paralelamente, y dada la magnitud de las medidas tomadas por el gobierno, necesitamos que ATE organice un plan de lucha a nivel nacional para detener la ola de despidos, llevándolo adelante en articulación con otros sectores y con las centrales sindicales que hasta ahora han sido las grandes ausentes. Está claro que 15.000 despidos no se frenan con declaraciones o presentaciones judiciales sino con paros, movilizaciones, tomas y piquetes a lo largo de todo el país, así como una campaña nacional en defensa del empleo público.

Asimismo, tenemos que construir una agenda gremial que pueda ser tomada por el conjunto de las y los trabajadores estatales donde expresemos con claridad que con despidos no hay “paz social”, y con precarización laboral, salarios de miseria y vaciamiento del estado, tampoco. 

Tenemos la convicción de que con organización, unidad y lucha podemos enfrentar el plan de despidos masivos de trabajadores y trabajadoras estatales. Convocamos a todos los compañeros y compañeras a sumarse a la resistencia, llevando adelante la más amplia unidad de acción de todos y todas los que quieran salir a dar la pelea. 


¡Soy estatal, mi trabajo son tus derechos!
¡Ni un despido en el Estado!
¡Si tocan a unx, tocan a todxs!

ATE DESDE ABAJO
(11/01/2016)