4 nov. 2015

Confiar en nuestras fuerzas, organizarnos para resistir

- Declaración de ATE Desde Abajo sobre coyuntura política -

Por estos días, nuestro país atraviesa una coyuntura política decisiva, que el próximo 22 de noviembre definirá en ballotage la sucesión presidencial luego de 12 años de gobiernos kirchneristas. Scioli y Macri son las opciones en un contexto político corrido a la derecha y en un marco económico que empuja hacia un ajuste drástico, que seguramente golpeará con dureza sobre la clase trabajadora y el pueblo.

En este marco, los trabajadores y trabajadoras estatales sabemos muy bien que cuando los vientos empiezan a soplar en ese sentido, son el empleo y las políticas públicas orientadas a los sectores populares más vulnerables las que empiezan a ponerse en cuestión. 

La enorme precariedad laboral que caracterizó el crecimiento del empleo público en estos años, que fue convalidada por los sucesivos gobiernos kirchneristas, expone hoy a miles y miles de trabajadores y trabajadoras en el Estado Nacional a una situación de enorme vulnerabilidad en materia de derechos laborales y abre una fuerte incertidumbre sobre qué puede suceder luego del recambio del 10 de diciembre. 

Desde ya, tenemos perfectamente claro que un eventual gobierno macrista, lejos de resolver este cuadro, lo agudizaría, ya que conocemos bien de cerca cuál es su nefasta política de “modernización” del Estado, de lógica empresarial y eficientista, que nuestros compañeros y compañeras de ATE Desde Abajo en CABA vienen combatiendo desde hace 8 años en sus sectores de trabajo. 

Sin la más mínima confianza en el “toma y daca” de la Legislatura porteña, donde el PRO y el FPV acordaron buena parte de las leyes que perjudicaron a las y los trabajadores y el pueblo pobre de la Ciudad, nuestra política gremial en CABA se caracteriza por la organización de base, la defensa de la democracia sindical y la lucha independiente por nuestras reivindicaciones. Fue esta orientación la que permitió obtener resultados concretos como los cientos de pases a planta arrancados recientemente al macrismo en Promoción Social, obligando a su gestión a respetar el criterio objetivo de la antigüedad.

Prepararnos para lo que viene

En este escenario complejo, son más que comprensibles los debates que el posicionamiento práctico ante el ballotage despierta entre los trabajadores y trabajadoras estatales, ante la posibilidad concreta de que la derecha empresarial y reaccionaria (Macri) pueda llegar al gobierno; o ante una eventual continuidad del oficialismo materializada a través de su expresión más conservadora y clerical (Scioli). 

No apoyar a ninguno de las dos opciones o implementar un voto antimacrista, son las dos variantes en que se debate el campo popular; partiendo de la certeza, en nuestro caso, de que un horizonte de ajuste estará presente en cualquiera de las dos salidas, aunque con sus particularidades, ritmos y perspectivas políticas específicas. 

Como agrupación sindical de base no es nuestra función definir una táctica electoral, sino ser capaces de aportar a la unidad social de nuestra clase, aún en las discrepancias, siendo capaces de dar cuenta de la pluralidad política no antagónica. 

Por este motivo, desde ATE Desde Abajo consideramos que más allá de cómo cada compañero o compañera resuelva ese dilema el 22 de noviembre próximo, de acuerdo a lo que le dicte su cabeza y corazón, lo fundamental pasa por prepararnos para la etapa que se abre y organizar con independencia política nuestras fuerzas como laburantes estatales, buscando la coordinación en la lucha con otros sectores de nuestra clase trabajadora. 

Ampliar los niveles de unidad para la lucha, fortalecer nuestra organización gremial de base y confiar sólo en nuestras propias fuerzas, serán las claves para afrontar lo que viene, en defensa de los derechos conquistados, por las reivindicaciones pendientes y en enérgica respuesta a cualquier ataque sobre nuestras condiciones laborales, venga de donde venga.

- Salario mínimo, vital y móvil como piso de convenio, para satisfacer las necesidades básicas de nuestras familias.
-  Basta de precarización y trabajo en negro en el Estado: pase a planta permanente.
- Igual tarea, igual salario.

ATE Desde Abajo 
(Seccional ATE Capital - 4/11/2015)