21 ago. 2015

Votar a la Bermellón en Capital es votar a quienes construyen y luchan en cada sector de trabajo


La crisis de nuestro sindicato tiene hoy en la Seccional Capital uno de sus puntos más altos.  Al poco tiempo de ganar las elecciones de 2011 la Lista Verde estalló por los aires dejando en evidencia que en su armado habían prevalecido los intereses de distintos sectores burocráticos por mantener o bien arribar  al manejo del aparato.  

Esta división tuvo  consecuencias nefastas para los y las estatales,  ya que por acción u omisión se paralizaron y debilitaron las iniciativas de lucha. La división de estos 4 años se profundiza hoy de cara a las elecciones de renovación de autoridades del próximo 2 de setiembre, encontrándonos con 3 listas Verdes, lo que demuestra que el oficialismo del gremio solo puede darle a los afiliados mayor crisis y parálisis para el próximo período.

La Verde y Blanca, integrada por los sectores kirchneristas nos propone un sindicato alineado con un posible gobierno del FPV como pretendieron durante estos 4 años.  La lista Verde nos propone seguir esencialmente por el mismo camino de estos últimos años bajo la conducción de Matassa, cuya estrategia gremial paso por realizar medidas aisladas y testimoniales, en lugar de apoyarse en los sectores que venían peleando para realizar planes de luchas reales que nos permitan avanzar en nuestras reivindicaciones.  Y la Verde Celeste y Blanca plantea un  cambio de nombres que, lejos de refundar ATE, representa el regreso de quienes han sido parte fundamental de la conducción burocrática, para amarrar al gremio a un partido político desvirtuado y  marginal conducido por De Gennaro.

Nuestra lista  Bermellón, en cambio,  se propone rescatar las mejores experiencias de lucha de estos años, de las que somos parte, para que nuestro sindicato sea una herramienta que nuclee a miles y miles de trabajadores/as estatales  en la  pelea contra un ajuste que implicará mayor precarización laboral, congelamiento de sueldos y persecución al activismo.

Entendemos que dentro de nuestra Seccional hay algunas experiencias que han logrado dar pelea y triunfar en puntos tan básicos como la estabilidad laboral y el salario,  experiencias de organización que han podido plantarse y resistir  frente a la persecución y la discriminación sindical.
Tal es el ejemplo de la Junta Interna de Promoción Social del GCBA,  donde los y las trabajadores/as han logrado en los últimos años romper los techos salariales de miseria que buscaba imponer el macrismo y dar pelea por más estabilidad para los/as contratados/as y tercerizados/as desde  una lucha consecuente que le viene torciendo el brazo a la arbitrariedad clientelar de SUTECBA y el PRO, siempre con el método de la asamblea.  O como la Junta Interna del Ministerio de  Economía de la Nación que expresa la más destacada lucha contra el techo salarial, contra el quite del bono de fin de año y contra el trabajo en negro en el Estado nacional, lo que fue  posible gracias a la recuperación de la junta interna dentro de la mayor unidad.  Economía  es parte de un conjunto de juntas internas recuperadas y  combativas que arrancó con el  Ministerio de Trabajo,  donde bajo el lema “el trabajo digno empieza por casa”, se visibilizó masivamente  la pelea por la estabilidad en el Estado nacional,  revertiendo los índices de precarización en el organismo. Tenemos también la experiencia de los trabajadores del INTI, que ya en 2012 lograron quebrar el techo salarial del gobierno y que ahora salen a luchar para reclamar el 35% por función específica para todos los trabajadores, mientras la Verde Celeste y Blanca que conduce esa junta interna se opone a ese reclamo en función de manejar de manera discrecional ese adicional con la patronal. También la Junta de la Dir. Gral. de Música, una de las fundadoras de ATE Capital, que vienen logrando sistemáticamente pases a planta e incorporación de personal. También es necesario mencionar la recuperada Junta de Planificación, grandes luchas como las del INDEC y   Estadística y Censos de la Ciudad contra la persecución y discriminación sindical, u otras históricas como la del INCAA, Htal. Garrahan o el Teatro Colón.

Al mismo tiempo nuestra lista nuclea a decenas  de delegados/as y activistas de distintos sectores que día a día pelean por construir un ATE combativo y democrático, como en  Desarrollo Social de la Nación, PAMI, Educación de la Nación, la CNC, Anses, CNEA, Htal. Durand, Ciencia y Técnica, Conicet, Contaduría, Ciudadanía Porteña, RUB, Htal. Malbran,  entre otros.

Votar a la Bermellón es votar a los compañeros y compañeras que representan las mejores experiencias de lucha en ATE, las que han obtenidos victorias, las que han sabido resistir, las que se organizan desde la asamblea, las que construyen con perspectiva de género, las que practican la unidad y la solidaridad de clase. Los que pretendemos un sindicato de los trabajadores/as estatales como parte de la clase trabajadora; un sindicato independiente de verdad de todos los gobiernos,  sean del color que sea.