3 dic. 2014

Un paro desde la interna de ATE


En el último Congreso Confederal de ATE, donde asisten los secretarios generales de los Consejos directivos provinciales de todo el país, se jugó otro capítulo de la interna de la lista verde, esta vez a nivel nacional. Las distintas facciones aprovecharon para hacer una demostración de fuerzas, mientras que desde la conducción nacional de ATE se pretendió una tenue defensa de las acciones del Consejo Directivo Nacional con un llamado a la "unidad" del gremio.

Aprobaron en tandem un pliego reivindicativo que dejó afuera el reclamo de libertad a los presos de ATE de Santa Cruz, condenados a 3 años de prisión en suspenso (y liberados hasta que quede firme el fallo por el tiempo ya cumplido en prisión), dando una gran muestra del posicionamiento de nuestro sindicato ante la persecución que se viene desatando a quienes se organizan y luchan por sus derechos. El pliego de medidas aprobadas tuvo que ver principalmente con el impulso para el 3 de diciembre de una Jornada nacional de movilización de los trabajadores de la Salud Pública al ministerio de trabajo de la nación, para que se convoque al Consejo Federal de salud y se establezca un piso salarial para todos los estatales del sector. Esa medida fue plasmada en los afiches del gremio, que informan de un planteo más amplio que inicialmente propuesto para los trabajadores/as de la Salud, incorpora otras demandas, y ha tenido únicamente difusión por los medios virtuales.

Desde ATE Desde Abajo vemos que este es otro caso de una medida hecha para los medios y la tribuna, para mostrar iniciativa desde una instancia gremial que no viene haciendo otra cosa que expresar la crisis de un modelo sindical más preocupado por el aparato y las disputas internas que por las demandas y necesidades de los trabajadores del Estado. Esta no es la manera de avanzar con medidas de lucha que lleven a la conquista de nuestros reclamos: sin tiempo para prepararlas, sin que medie ningún tipo de discusión en los sectores o siquiera al interior de las seccionales.

Mientras tanto, ATE Capital sigue sin plenarios, por lo que tampoco se ha discutido un mandato para ese Congreso Confederal, ni el balance del mismo. Siguiendo este camino, ATE difícilmente pueda involucrar a miles de compañeros/as y ganar nuestras demandas si no construimos las medidas de otra manera.

Distintas movilizaciones convocadas este año por el CInternonsejo directivo de la Capital ya mostraron los límites de esa política. Mientras unos apuestan a estas "medidas de lucha" vacías y sin convocatoria real, otros afianzan sus vínculos con el Gobierno Nacional, hoy patrón de muchos de nosotros. Nosotros seguimos con la mirada puesta en organizar la lucha por los reclamos de los sectores de trabajo, y en avanzar en la articulación de quienes sí estamos dispuestos a organizarnos con fuerza desde los sectores.

ATE DESDE ABAJO
2.12.14