11 sept. 2013

Defendamos en la calle a las compañeras y compañeros judicializados por el PRO

CONTRA LAS POLÍTICAS DEL MACRISMO, POR LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS


paro



El 12 de septiembre estaba mandatada desde el plenario de trabajadores/as del Estado de la CABA, movilizarnos por libertad sindical, contra las impugnaciones, denuncias y sumarios; por reencasillamiento y pase a planta permanente, por el derecho a la carrera administrativa, por el fin de la precarización laboral que nos precariza la vida. Desde ATE Desde Abajo estábamos dispuestos a salir a la calle, porque creemos que es allí, con lucha y organización donde vamos a poder hacerle frente a los atropellos que el macrismo lleva adelante contra los trabajadores/as. Nos parecía fundamental articular el paro y movilización del 12 con la acción del 17 frente a los tribunales.

En base a un acta que promete diálogo y negociación con el macrismo (para que haya tranquilidad en la Ciudad antes de las elecciones del 27/9), la Comisión Directiva de nuestro gremio, que convocaba a la marcha y al paro votado en plenario, decidió levantar la medida de lucha. Desde nuestra perspectiva y modelo sindical, dicha decisión debería haberse tomado convocando a otro plenario para evaluar los ofrecimientos del PRO antes del jueves 12. No acordamos con que las acciones se construyan en un ámbito orgánico y se de-construyan en las manos de los dirigentes. Si bien se convocó a un plenario el mismo día jueves, la decisión de levantar la movilización ya estaba tomada. El “tiempismo” para desarticular es especialidad de los patrones, por eso convocan a mesas y firmas de actas de compromiso (¡no resolutivas!) a último momento. Entendemos que es responsabilidad de la Conducción no permitir que el macrismo nos maneje los tiempos y las decisiones. Los trabajadores/as del Estado de la Ciudad no necesitamos más actas donde el PRO se comprometa a trabajar los temas, a incluirnos en las comisiones, a crear nuevas comisiones. ATE tiene personería gremial y ámbito de representación, a la vez que es firmante del Convenio Colectivo de Trabajo, con eso sobra. Lo que necesitamos es modificar la relación de fuerzas para que se cumpla el texto de la ley y, sostenemos, ello no ocurre firmando más actas donde quienes nos impugan, precarizan y reprimen se comprometen al diálogo. Creemos que hay que dar las luchas y en todo caso firmar actas que resuelvan los problemas concretos de los laburantes.

Luego de la gran marcha del 30 de abril en reclamo de justicia por la represión en el Borda y la defensa del hospital público contra el negocio inmobiliario, la dirección de nuestro gremio no se pudo poner en pie de lucha contra los despidos a delegadas/os, impugnaciones y traslados compulsivos ni articular la pelea para frenar los avances privatizadores del macrismo y la persecución a los trabajadores/as que nos organizamos.

Evaluábamos necesaria la medida de fuerza del 12/9 considerando las reivindicaciones más sentidas por nuestros compañeros/as de trabajo. Más allá de que se trata de situaciones diferentes, esta lógica de suspender a últimos momento las movilizaciones (por lluvia o por compromisos de negociación) lleva al desgaste y la desmoralización de los y las trabajadores, de las bases y de los delegados/as. Hay que evaluar ese punto con sinceridad si lo que nos interesa es construir un sindicato de masas.

ATE NO PUEDE TENER MARCHAS FLACAS

Las políticas del macrismo no son solo directivas del Ministerio de Modernización, sino que desde allí se instrumentan las órdenes que da la Jefatura de Gobierno, la cabeza política del PRO. En la actual  coyuntura política tenemos la responsabilidad de desenmascarar las figuras del poder dominante y denunciar sus verdaderos intereses: los negocios privados a costa de los derechos del pueblo.

Por eso creemos que debemos caminar hacia la construcción de  marchas masivas,  protagonizadas por trabajadores/as estatales y otros compañeros/as de nuestra clase,  para que en un solo grito y con un solo puño llevemos nuestros reclamos a la Jefatura de Gobierno. Y para eso no podemos fragmentar las luchas. Sabemos que si no es por ese camino,  no vamos a poder frenar las políticas macristas ni obtener los triunfos que necesitamos.

La lucha en defensa de la salud pública, la educación, la vivienda digna y el fin de la precarización es una lucha que tenemos que dar en unidad, desde abajo, con otras y otros que la vienen peleando.

El sector de la Comisión Directiva que hoy convoca a esta movilización, poco los hemos visto en las calles en los últimos meses por estas consignas, aún cuando hubo luchas sectoriales significativas.  Si bien  se alcanzó un amplio marco de unidad en la marcha del Borda aquel 30 de abril, después se volvió  a las disputas por la interna, por intereses ajenos a los de  de las y los trabajadores.

SACUDIR A NUESTRA ATE

Creemos que ATE sigue imposibilitado de asumir un rol protagónico en la lucha por todos nuestros derechos a causa de las diferencias políticas al interior de la Comisión Directiva de la seccional.  Es nuestra tarea como afiliados, trabajadores y delegados, sacudir el gremio. Para lograr modificar la dinámica imperante son imprescindible los ámbitos democráticos y participativos, donde los delegados y delegadas de la seccional, a través de los plenarios, de las construcciones en los lugares de trabajo, podamos poner sobre la mesa cuáles son nuestras necesidades e intereses y salir a conquistarlos.

Esto es lo que venimos haciendo quienes somos parte de ATE Desde Abajo. Estuvimos impulsando y acompañando las medidas de lucha por la reincorporación de los despedidos del BAP, pusimos el cuerpo en defensa de la salud pública y contra los recortes salariales y de nombramientos, por la absolución de los cumpas del Garrahan, protagonizamos la lucha de Estadística y Censos. En fin, nos solidarizamos con todos los sectores en lucha, tanto dentro del ámbito estatal como del sector privado.

Jamás hicimos diferencia, nunca tuvimos ni tendremos la cínica actitud de dar la espalda a una lucha justa por qué sector la protagonizara ya que tenemos  la férrea convicción de construir desde una identidad de clase que prima por sobre cualquier otro interés.

Ahora vamos en conjunto a luchar por el desprocesamiento de los que se jugaron todo en defensa del Borda, los que fueron brutalmente reprimidos por defender algo de todos, la salud pública. Por eso todas y todos el 17 a las 10hs nos movilizamos con PARO a los tribunales.

Porque nosotros salimos a la calle, porque creemos que de esta manera los funcionarios nos escuchan y las luchas se ganan, y no lo hacemos por campaña política, o para referencia nuestra agrupación. Nosotros queremos un gremio de y para los trabajadores/as, que nunca se quede sentado, que no se quede tomando café con los funcionarios. Queremos un gremio comprometido con la defensa de los derechos de los trabajadores, que no abandone la calle, que se construya desde abajo, democráticamente y con protagonismo de los y las laburantes.