21 mar. 2013

A 37 AÑOS, NO NOS HAN VENCIDO

Una página en la historia de los trabajadores y trabajadoras estatales

 


El golpe de Estado de 1976 tuvo entre sus objetivos principales el ataque a los/as trabajadores/as y sus organizaciones. Intentó detener el avance de los sectores populares en su lucha por construir una sociedad más justa y reorganizar el capitalismo a favor de los sectores más concentrados del capital, creando las condiciones para el neoliberalismo en nuestro país.


Miles de trabajadores/as fueron desaparecidos/as; entre ellos/as, cientos de compañeros/as estatales. Compañeros/as que caminaron por donde hoy seguimos caminando, que trabajaron y se organizaron en  los mismos espacios que nosotros/as. Y que si bien atravesaron una realidad distinta a nuestro presente, compartieron nuestras reivindicaciones y sus luchas son parte de nuestra historia como trabajadores/as del Estado.


Por nombrar aquellos sectores pertenecientes al Estado Nacional: CNEA, Vialidad, SENASA, INTI, Ministerio de Justicia, AFIP, ANSES, INDEC, Admin. Gral. de Puertos, ANLIS, Ministerio de Salud, PAMI, INTA, Ministerio de Economía, Ministerio de Defensa, Hospital Posadas, Ministerio de Trabajo, Cancillería, CONICET, Ministerio del Interior, Ministerio de Planificación.


Además, hay datos de compañeros desaparecidos/as en la ex Municipalidad de Buenos Aires –hoy GCBA- y en el gobierno de la Provincia de Buenos Aires; aquellos/as pertenecientes a dependencias públicas de todo el país y los trabajadores/as estatales de las que hoy son empresas de servicios privatizadas (electricidad, gas, teléfonos), etc.


Sin embargo, el proceso genocida no es algo del pasado sino que sigue teniendo efectos sobre el presente. Actuó sobre los cuerpos que fueron desaparecidos y, posteriormente, sobre los cuerpos que siguieron vivos. El miedo, la apatía, el apoliticismo, el “no te metas”, la resignación, han sido y continúan siendo elementos heredados de aquella nefasta página de nuestra historia.


¡No nos han vencido!


Pero también es parte de nuestra herencia el espíritu de rebeldía frente a la opresión, la sangre que hierve frente a la injusticia, el grito que no se calla y denuncia la violencia.


Somos parte de una generación que eligió levantar las banderas de la liberación de los trabajadores/as: las mismas que llevaban nuestros compañeros/as estatales. Compañeros/as que jamás hubieran permitido el trabajo precario, los salarios de miseria a los que no debemos acostumbrarnos; compañeros/as que lucharían a nuestro lado por condiciones dignas de trabajo y por una política pública al servicio de las verdaderas necesidades de los trabajadores/as y el pueblo.


Este 24 de marzo, 37 años después: no olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.


¡COMPAÑEROS y COMPAÑERAS ESTATALES DESAPARECIDOS, PRESENTES!


¡SU LUCHA ES NUESTRA LUCHA, AHORA Y SIEMPRE!



 DOMINGO 24/3 15:30 HORAS


MARCHA DE CONGRESO A PLAZA DE MAYO


Difundimos la convocatoria a la movilización del Encuentro Memoria Verdad y Justicia:


EMVyJ