10 ago. 2018

Elecciones de CTA-A: de espaldas a la lucha por el aborto legal y con las trampas de siempre

El 8 de agosto de 2018 pasará a la historia por la extraordinaria movilización del movimiento de mujeres, lesbianas y trans por el aborto legal, seguro y gratuito, que marcó el inexorable triunfo de una pelea que más tarde o más temprano culminará con legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, pese a la transitoria derrota en el retrógrado y reaccionario Senado de la Nación.
Las trabajadoras y trabajadores afiliados/as a la CTA-Autónoma, además, debimos concurrir ese mismo día a las urnas, para elegir las autoridades de nuestra Central, en una superposición a contramano de la Historia. La causa de este sinsentido fue el empecinamiento burocrático de la conducción de Peidro y “Cachorro” Godoy, que desestimó los reiterados pedidos que se hicieron desde la Lista 6 Multicolor para postergar los comicios con acuerdo de ambas listas.
La inaceptable intervención del Ministerio de Trabajo, que ordenó la suspensión de los comicios, dejó en evidencia que la defensa del proceso electoral de la Central no era legal sino política. Por eso mismo correspondía la postergación para permitir el día 8 la plena movilización de las y los afiliados/as por el aborto legal; y, junto a esto, propiciar una mayor concurrencia a las urnas en los propios comicios de la CTA-A realizados otro día en brevísimo plazo.
Por el contrario, el resultado de la política de la conducción nacional de la Lista 1 fue negativo en todos los planos: Triaca intervino igual, la elección quedó invisibilizada y la participación en las urnas, a raíz de esa superposición, fue inferior a lo posible. 

Buena elección de la Multicolor pese a las trampas de aparato


La concurrencia a las urnas, como yo dijimos, fue débil, lo que destaca más aún al contarse con padrones infladísimos (rasgo que comparten las 3 CTA actuales).
La Lista 6 Multicolor -que presentó listas en CABA, 30 municipios de la provincia de Buenos Aires y otras 14 provincias del país-, tuvo un buen desempeño en condiciones muy adversas, ya que la militancia multicolor de la CTA-A de la región AMBA -de histórico compromiso en la pelea por la legalización del aborto- priorizó con justificada razón la movilización al Congreso.
Pese a estos escollos, la Multicolor retuvo la conducción de la Seccional Lomas de Zamora, a través de la lista local Nº 20, con casi el 60% de los votos; mientras en Almirante Brown también la lista local 20 se impuso con el 70.7%, dando continuidad en ambos casos a experiencias de conducción antiburocrática y de lucha iniciadas en el 2014. Un notable respaldo a la política gremial de ambas regionales encabezadas por compañeros/as de la agrupación Víctor Choque de ATE y la CPS Rompiendo Cadenas.Por su parte, en Ciudad de Buenos Aires, la Lista 6 Multicolor obtuvo casi 1500 votos, surgidos del trabajo militante entre las y los trabajadores/as estatales de ATE Capital; docentes universitarios/as de AGD-UBA y trabajadores/as de la Educación nucleados en Ademys, fundamentalmente.En contrapartida, la Lista 1 dijo haber obtenido 9345 votos, cifra a la que se llega por los números logrados en las mesas donde no hubo fiscalización multicolor (fundamentalmente las territoriales). Allí, los porcentajes de participación casi duplicaron al promedio registrado en las mesas fiscalizadas por la Multicolor con padrones relativamente actualizados (donde la participación osciló en el 20%), registrándose además resultados grotescos en muchas urnas de cientos de votos para la lista oficialista y ninguno para la Multicolor.
Cabe destacar que esta práctica no es exclusiva de este sector de la CTA-A sino que la fracción de Pablo Micheli hizo exactamente lo mismo el 28J, tanto a nivel nacional como en CABA (a manos de la Verde y Blanca de ATE), publicitando un número fantasioso de participantes en una elección que a nivel nacional fue prácticamente inexistente.
La metodología se repetirá en septiembre en las elecciones de la CTA de los Trabajadores que lidera Hugo Yasky, ya que es una maniobra habitual de la lista Celeste en las elecciones docentes de todo el país. 


Por una CTA-A democrática, de lucha y feminista


Desde nuestras agrupaciones manifestamos nuestro compromiso para seguir militando por Sindicatos y una CTA-A realmente democrática, con decidida vocación de lucha y con una perspectiva feminista en su construcción.
La etapa exige la más amplia unidad de acción para enfrentar mediante la lucha en las calles las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Cambiemos y los gobernadores cómplices y a esa perspectiva seguiremos apostando.
Rechazamos de forma contundente la intromisión del Ministerio de Trabajo en la vida de la CTA-A y responsabilizamos a ambas fracciones (Micheli-Rigane y Peidro-Godoy, respectivamente) por la división y profundísima crisis a la que llegó la Central.
Las diferencias entre trabajadores y trabajadoras deben resolverse desarrollando al máximo la vida democrática de los Sindicatos y Centrales, sin manipulaciones fraudulentas y poniendo siempre por delante las necesidades e intereses de las y los laburantes.

Firmamos: 
Agrupación Víctor Choque de ATE (Provincia de Buenos Aires) 
Agrupación ATE Desde Abajo (Ciudad de Buenos Aires)
Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación “Haroldo Conti” (Ademys)
UniDA (AGD-UBA)
Docentes Universitarios/as, Profesionales de la Salud y estatales de la CPS Rompiendo Cadenas.

6 ago. 2018

8A: un día histórico

Como es sabido, el 8 de agosto constituye también un día clave en la lucha del movimiento feminista en nuestro país. Con masivas movilizaciones, el pasado 13 de Junio hemos logrado imponer la media sanción del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). La historia del movimiento feminista, en particular la más reciente, ha demostrado en la práctica una enorme capacidad de articulación entre los más diversos sectores y un poder de movilización que permitió que este debate alcanzara a todos los rincones de nuestro país.
Por todo esto, desde nuestra Lista hemos exigido a la actual conducción nacional que postergue las elecciones y se convoque a un paro nacional de la CTA-A para el 8/8. Todos los años de lucha que las mujeres llevamos exigiendo este derecho a la autonomía y soberanía sobre nuestros cuerpos y todas las personas con capacidad de gestar, ameritan que desbordemos las calles en este momento clave, en que se juega la aprobación definitiva del Proyecto de IVE en Senadores.
Sostener la fecha de elecciones habla del camino que aún nos falta recorrer para consolidar una Central feminista en todos sus niveles, que termine con la sobrecarga que significa para las trabajadoras cumplir con la jornada laboral, el trabajo de cuidado y la participación gremial. 
Por eso, este 8 de agosto apostemos a una herramienta gremial representativa de lxs trabajadorxs y seamos millones en el Congreso porque ese día el Aborto SERÁ LEY.


Por una CTA Autónoma de lucha, democrática y feminista



Este 8 de agosto tendrán lugar las elecciones de autoridades nacionales, provinciales y municipales de la CTA Autónoma, una oportunidad para seguir dando la pelea por una Central de trabajadorxs que esté a la altura de los desafíos de la actual etapa política. Pese a la exigencia de la Lista 6 Multicolor de postergar la elección a raíz del tratamiento en el Senado ese día de la ley de IVE, la conducción de la CTA-A sostuvo la convocatoria para el 8 de agosto (ver “8A: un día histórico”).

Esta elección se da en un contexto de fragmentación de las CTA´s que nos debilita como trabajadores y trabajadoras. Y a esa división que nos viene de arriba es necesario contraponerle una mayor participación desde las bases, para forjar herramientas sindicales de lucha que nos permitan revertir la tendencia a la baja de nuestros salarios; en defensa de los convenios colectivos y por la estabilidad laboral; para acabar con la disparidad salarial entre varones y mujeres y la violencia (de todo tipo) hacia los colectivos disidentes en los espacios laborales. Una CTA-A fuerte capaz de organizar planes de lucha sólidos construidos por lxs trabajadorxs desde cada sector de laburo.

Que sirvan además para fortalecer la unidad en las calles con los distintos sectores del movimiento obrero que quieren enfrentar el ajuste; los movimientos sociales y lxs trabajadorxs de la economía social, lxs precarizadxs de todas las ramas, la marea feminista y disidente y el movimiento estudiantil, entre tantos otros sectores en lucha de nuestro pueblo. En unidad de acción, en las calles y con protagonismo popular, debemos enfrentar las políticas de ajuste neoliberal de los gobierno nacional y provinciales y el FMI y luchar por nuestras reivindicaciones.


  • Plan de lucha unificado y progresivo. Basta de dividir las luchas. Por la más amplia unidad de acción para pelear por nuestras reivindicaciones.
  • Salario igual a la canasta familiar.
  • Prohibición de despidos en el ámbito privado y el Estado. Defensa de todos los puestos de trabajo y reincorporación de compañeros/as despedidos. 
  • No a la flexibilización laboral. Defensa de los Convenios Colectivos de Trabajo (CCT).
  • Defensa del sistema previsional de reparto. No a su reprivatización. 82% móvil para nuestros jubilados.
  • Por aumento en los montos de los programas de empleo. Trabajo con todos los derechos para lxs trabajadorxs precarizados de la economía popular.
  • Implementación efectiva del principio constitucional de igual remuneración por igual tarea.
  • Inclusión en los CCT de cláusulas de equidad de género (licencia por violencia de género, ampliación de las licencias paternales por nacimiento de hijo/a, espacios de cuidado para niñxs en los lugares de trabajo, etc.). 
  • Por la implementación del cupo laboral trans.
  • Basta de represión a las luchas populares. Abajo la ofensiva represiva del gobierno.


La Lista 6 MULTICOLOR

En este camino, decidimos conformar una lista de oposición a nivel nacional, unitaria y amplia, basada en experiencias reales de construcción que transitamos día a día junto a distintas corrientes político-sindicales antiburocráticas y de lucha. Impulsamos la Lista 6 Multicolor en numerosas provincias, CABA y más de 30 distritos de la provincia de Buenos Aires, de conjunto con sectores con los que compartimos además el convencimiento por una opción antiburocrática y de lucha para nuestros sindicatos, como las agrupaciones ATE Desde Debajo de CABA y Víctor Choque en ATE-Provincia de Bs As; UNIDA en AGD-UBA; Docentes Universitarios, Profesionales de la Salud y estatales de la CPS Rompiendo Cadenas, la Haroldo Conti en Ademys, entre otros. 
                                                       
Este año se realizaron tres convocatorias a elecciones diferentes, una por cada fracción de la Central, división que es responsabilidad de sus conducciones históricas enfrascadas en una disputa internista. La CTA nació en 1992 como una herramienta de lucha en un contexto similar al que vivimos hoy; esta situación actual no hace más que debilitar la organización de la clase trabajadora a la hora de enfrentar políticas regresivas para la vida de todxs. 
                                                       
Entendemos que para enfrentar a gobiernos antipopulares como el de Cambiemos es imprescindible, en el plano sindical, la construcción de herramientas gremiales que desarrollen un modelo sindical participativo, de lucha, solidario, plural, democrático y feminista. Solamente construyendo una CTA-A fuerte y en pie de lucha podemos aportar a la defensa de nuestras condiciones de trabajo; por políticas públicas integrales y de calidad a favor del pueblo trabajador;  que se plante por una salud pública y de calidad, por una educación laica y transformadora al alcance de todxs en todos sus niveles; por viviendas populares y la urbanización de las barriadas y villas más postergadas; respaldando las conquistas de más de 30 años de lucha de los organismos de Derechos Humanos y enfrentando la avanzada represiva del Estado.
                                                       

Para alcanzar estos objetivos es imprescindible una CTA-A que se democratice en todas sus instancias y sea expresión concreta de una opción sindical alternativa al de las burocracias sindicales anquilosadas y entreguistas de la CGT, cómplices del ajuste del gobierno de Cambiemos. 
- Por una CTA-A de lucha, democrática y feminista, independiente de todos los gobiernos y con autonomía de los partidos.
- Reforma de los Estatutos para su efectiva democratización.
- Por igualdad de género efectiva en todas las instancias de dirección de la Central.
- Reconocimiento y participación de las minorías en los ámbitos de conducción de la CTA-A.










5 jul. 2018

Se va a acabar, la burocracia patriarcal


ATE Desde Abajo repudia el posicionamiento de algunos sindicatos de la CGT frente al aborto legal, seguro y gratuito. Los dirigentes plantearon que en caso de sancionarse la ley sus obras sociales no se harán cargo de ejecutar los procedimientos de interrupción voluntaria del embarazo.

La Ley de Interrupción voluntaria del embarazo se trata de la autonomía y soberanía de nuestros cuerpos. Esta lucha es una contribución para la vida de todas las mujeres y las personas con capacidad de gestar, y en especial para aquellas más precarizadas, más desprotegidas. El acceso al aborto se constituye en una cuestión de derechos humanos, de salud pública y de justicia social. Es una deuda pendiente del estado de democracia. Que una central de trabajadorxs hable de un derecho fundamental como un costo, implica un desprecio absoluto hacia la vida de un sector imprescindible de la clase trabajadora. No nos sorprende esto, si consideramos la clara obsecuencia de la CGT con un gobierno que con sus medidas de ajuste acompañadas de represión, viene profundizando la precarización laboral y de nuestra vida toda. Que de este modo, ampara y promueve la agudización de la doble opresión que sufrimos las mujeres, lesbianas, trans, travestis y bisexuales.
Lo que refleja la posición tomada por el Triunvirato en relación al aborto como un costo y no como un derecho, es una muestra más de la carencia de una perspectiva feminista dentro de los sindicatos, y del ninguneo de todos los avances que hemos alcanzado como parte activa - y en permanente lucha - del pueblo trabajador. Una dirigencia sindical que no pelea por la aplicación efectiva del cupo laboral Trans, ni por el cupo de género en instancias de dirección  sindical, que trató de opacar y deslegitimar los paros internacionales de mujeres intentando superponerlos con otras medidas.
A los dirigentes patriarcales, los invitamos a aprender un poco más de nuestras formas de construcción y de solidaridad de clase. El movimiento feminista viene demostrando la capacidad de representar una construcción real de unidad, generando acción en las calles, con medidas amplias y de fuerte impacto.
Las burocracias sindicales y patriarcales nos dicen mediante estás actitudes que nuestras vidas no valen. Nos dicen que quieren seguir gozando de sus privilegios de varones hetero dominantes. Nos dicen que pueden arrogarse el ser dueños de nuestros cuerpos, del desarrollo pleno de nuestra sexualidad, de nuestros goces, nuestros placeres, de intentar impedir que lo que oriente nuestras vidas sean nuestros propios deseos vividos en libertad.
A todos ellos les decíamos que sus horas de ejercicio impune de la violencia machista se van acabando. Que estamos juntxs, organizadxs y que vamos por la transformacion de las relaciones sociales, por el fin de las desigualdades de poder.
El aborto va a ser Ley.
El feminismo va a vencer, el patriarcado se va a caer.
Vivas, libres, desendeudadas y con trabajo nos queremos

27 jun. 2018

Por una CTA democrática y de unidad para la lucha para enfrentar y derrotar el ajuste del macrismo

Las elecciones en las CTA son una realidad difícil de comprender para los trabajadorxs de base afiliadxs a la Central. El nivel de fragmentación política y organizativa que día a día vivenciamos lxs afiliadxs de ATE de Nación y Ciudad de Buenos Aires se incrementa en esta instancia, que lógicamente se visualiza como alejada de las necesidades e intereses de lxs laburantes de a pie.

Si las elecciones fallidas del 2010 dejaron como saldo la división en dos de la CTA histórica, entre los sectores de Yasky y Micheli; las que están próximas a desarrollarse nos ofrecen tres elecciones para dos Centrales, lamentablemente.

Las elecciones de la CTA de los Trabajadores serán en septiembre y ATE como sindicato no es parte de esa Central, por lo que su proceso electoral no nos involucra como trabajadorxs estatales afiliadxs a ATE.

En cambio, en su condición de sindicato nacional, ATE es parte integrante de la CTA Autónoma, por lo que lxs afiliadxs al gremio deberíamos desarrollar nuestra participación en una instancia orgánica y electoral única. Sin embargo, la división irresponsable de su conducción nacional entre los sectores de Micheli-Rigane, por un lado, y Peidró-Godoy, por el otro, dio lugar a dos convocatorias electorales separadas, lo que no hace otra cosa que desnudar una aguda crisis política y sindical cuya responsabilidad asignamos por igual a ambas fracciones de la conducción de la CTA-A.


28 de junio: una elección para una estructura vacía

En este escenario, el sector de Pablo Micheli realizará sus elecciones este 28 de junio, en unos comicios completamente vacíos de participación, que apenas tendrán lugar en un puñado de regionales en todo el país, dado que el zigzagueo táctico imprevisible de Micheli, licuó casi por completo su representatividad sindical, con la casi única excepción de Luz y Fuerza Mar del Plata.

Tal es así, que siendo la lista oficialista, el michelismo ni siquiera fue capaz de presentar lista propia en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, al quebrarse el acuerdo de ocasión con la lista Verde y Blanca. En contrapartida, la lista 2 promovida por la Verde y Blanca de ATE Capital reduce su intervención al ámbito porteño (tal como quedó plasmado incluso en los afiches de campaña), lo que indica claramente que ni siquiera el principal sector de ATE participante en esta elección considera a esta convocatoria como un evento nacional que merezca ser considerado como tal. 

Esta caracterización de la situación concreta real -y atendiendo al hecho fundamental que ATE es un sindicato nacional-, es la que nos lleva como ATE Desde Abajo a desestimar cualquier tipo de participación en estas elecciones vacías de representatividad, para concentrar nuestra intervención con una lista unitaria de oposición en las elecciones de CTA-A del 8 de agosto, comicios en los que ATE orgánicamente definió participar como tal a nivel nacional.


8 de agosto: por una CTA Autónoma democrática y de lucha para enfrentar el ajuste

Desde esta perspectiva, desde ATE Desde Abajo, junto a la agrupación Víctor Choque de Provincia de Buenos Aires (que encabeza las seccionales de ATE Lomas de Zamora y Almirante Brown) y delegadxs de base y trabajadorxs estatales de diversas provincias como Río Negro, Tucumán y Córdoba, entre otras; impulsamos la Lista 6 Multicolor en la que confluyen las distintas corrientes antiburocráticas y de lucha de nuestra ATE y de gremios hermanos como AGD-UBA, CONADU Histórica y Ademys, entre otros.

Conformamos una lista de oposición unitaria y amplia basada en las experiencias reales de construcción. Que dispute el modelo sindical de la lista Verde (con el que tenemos importantes diferencias), al igual que la perspectiva y práctica gremial planteada por la Verde y Blanca que dirige la Seccional Capital. Ambas comparten la responsabilidad fundamental de la división permanente de nuestro propio sindicato, incapaz de unificarse en las calles en las luchas cotidianas más elementales contra las políticas de ajuste de los gobiernos (nacional y provinciales) y el FMI.

Como ATE Desde Abajo nos reconocemos en la senda de un modelo sindical democrático, solidario, participativo e independiente, que ubica el interés colectivo y de clase por sobre cualquier otro, apelando a la lucha para defender y conquistar todos nuestros derechos. Un sindicalismo feminista que defienda el protagonismo de mujeres, trans y travestis, y la lucha por erradicar todas las violencias machistas. Que sea parte de la enorme gesta por la conquista del aborto seguro, legal y gratuito. 

Es nuestra apuesta seguir profundizando las experiencias sindicales de base -en curso en distintas Juntas Internas del ámbito municipal y nacional- para multiplicarlas y extenderlas en otros sectores de trabajo y coincidiendo con expresiones similares en otros sindicatos de la Central, entendiendo que otro modelo sindical es posible y necesario en esta coyuntura histórica y que nuestra CTA-Autónoma debe ser una herramienta de la más amplia unidad para la lucha contra los ataques de este gobierno neoliberal.

6 jun. 2018

Nuevas escalas salariales para SINEP 2018 tras escandalosa paritaria

El día 5 de junio seguramente quedará en la infamia para lxs trabajadores estatales, pues la conducción de UPCN firmó un acuerdo salarial vergonzoso de (hasta un) 15% en 3 cuotas, cuando la inflación esperada relevada por el propio Banco Central se encuentra por encima del 27%.

Con estos números seguramente nos enfrentemos a una caída en el poder adquisitivo del salario de alrededor del 10%, la mas grande desde la devaluación brutal del año 2002.

A continuación compartimos cómo quedarían las nuevas grillas salariales correspondientes a quienes se encuentran en la modalidad de precarización conocida como Artículo 9, Resolución 48 o Ley Marco. Cabe aclarar que para quienes se encuentran en el Nivel A el aumento final no será de un 15% sino una suma fija de $4500.

Organicémonos desde cada sector de trabajo para rebalsar a las conducciones sindicales que no están a la altura de la circunstancias y derrotemos entre todxs el ajuste de los gobiernos y el FMI.




PD: Esta información es preliminar en base a lo analizado de la firma del acta paritaria, ante cualquier error informanos a atedesdeabajo@gmail.com


2 may. 2018

Charla debate: El ajuste en clave feminista

Este viernes 4/05 nos encontramos a reflexionar sobre el impacto del ajuste en clave feminista. Analizaremos cómo nos atraviesan particularmente a mujeres e identidades disidentes las consecuencias de un modelo de acumulación que aumenta la brecha histórica y nuestras condiciones de desigualdad. Compartiremos también  experiencias de compañeras de sectores en lucha frente a los despidos.
Nos vemos para seguir fortaleciendo la organización y las estrategias para combatir al macrismo desde abajo.


26 abr. 2018

Intervención de nuestro compañero el Vasco Izurieta en la Asamblea General de Afiliados/as de ATE Capital.

Intervención de nuestro compañero Vasco Izurieta, delegado general de ATE Trabajo, en la Asamblea General de Afiliados/as de ATE Capital presentando una síntesis de nuestra declaración.

La conducción de ATE Capital cortó el micrófono antes de que finalice su exposición. Reproducimos la consigna final que no pudo expresar:

Ante el alza de la represión estatal y la criminalización de la protesta política y social:

¡Libertad a Milagro Sala, Fernando Esteche, basta de persecución a César Arakaki, Dimas Ponce, Sebastián Romero y todxs lxs luchadorxs populares!


24 abr. 2018

Asamblea de Afiliados/as de ATE Capital: necesitamos debatir una política gremial para enfrentar los despidos y el ajuste macrista



El miércoles 25 de abril se realizará la Asamblea Anual ordinaria de afiliados/as de la seccional Capital de ATE. El lugar elegido este año son unas canchitas de fútbol de un club de barrio, con muy poca difusión previa, con el claro objetivo de convertir esta instancia en un simple trámite para cumplir con el Estatuto, la Ley de Asociaciones Sindicales y los requerimientos del Ministerio de Trabajo.
La mística de aparato, con el fin de cohesionar a la militancia propia, buscará disimular esa formalidad, pero no alcanzará para cubrir el vacío de lo que se limitará a una instancia de aparato. Creemos que de forma deliberada se desperdicia erróneamente la posibilidad de poner en pie un espacio de participación masiva, para generar iniciativas de lucha orientadas a enfrentar los despidos y las paritarias a la baja, la precarización y la flexibilización creciente de nuestros convenios colectivos.

Una etapa defensiva ante la embestida del gobierno y las patronales


El gobierno de Mauricio Macri viene aplicando un programa económico de ataque frontal a la clase trabajadora y el pueblo, beneficiando a las grandes corporaciones y al capital especulativo. Desde el año pasado encaró una avanzada de “reformas” antipopulares, teniendo que postergar la reforma laboral ante la fuerza de las y los trabajadores que, en la calle, frenamos esas iniciativas. El gobierno no logra ir tan lejos como quisiera, va perdiendo apoyo popular y avanza en sus políticas represivas.
La presión por abajo logró arrancarle algunas medidas de lucha a la CGT, pero su inmovilismo posterior expresa cómo defienden sus lugares (y negocios) por encima de todo. A su vez, la fragmentación imperante al interior de ATE y las CTA´s resulta otra limitación para salir a luchar por todos nuestros derechos.
Como contrapartida de esta avanzada, fuimos protagonistas de manifestaciones populares enormes y contundentes. Por ejemplo, la masiva concentración por la aparición con vida de Santiago Maldonado, la combativa resistencia a las reformas laborales y previsionales, el paro mundial de mujeres, entre otras. Estas respuestas demuestran una profunda voluntad de luchar si se orienta el reclamo de manera concreta y cuenta con amplitud y diversidad política para la participación de todo el campo popular.

Un balance crítico de la política gremial de la conducción de ATE Capital


Desde ATE Desde Abajo estamos convencidos y convencidas de que en nuestro pueblo, y en particular entre los y las estatales, existe fuerza para resistir los ataques del gobierno, pero que ello requiere una política realmente unitaria y que fortalezca cada sector desde la base.
Creemos que la actual dirección de la Seccional desarrolla la política opuesta, poniendo en el centro una lógica de fraccionalismo agrupacional, que restringe de hecho la adhesión por la base a la adscripción política partidaria de la conducción del gremio a nivel seccional con el kirchnerismo, y orienta todas las acciones a las necesidades de acumulación de ese espacio político.
Esto se materializa en todos los planos de la actividad pública del sindicato, desde la agitación de aparato en las acciones gremiales y movilizaciones; así como los marcos de “unidad” que suponen definiciones y acuerdos que exceden a los del conjunto de los y las estatales y que tienen como único fin el fortalecimiento de algunos pocos referentes (gremiales y partidarios), en detrimento de la más amplia movilización de las bases estatales. Con preocupación vemos que crecientemente toda la acción político-sindical de ATE Capital tiene como mayor preocupación incidir en la disputa al interior del Partido Justicialista de CABA, al cual se han reafiliado los dirigentes de la Seccional.
Está claro que de ninguna manera cuestionamos la intervención política como trabajadores y trabajadoras, sólo afirmamos que las estrategias y apuestas político-partidarias de las conducciones, no pueden ser limitantes a la hora de ampliar la participación de compañeros y compañeras en los sectores de trabajo. Necesitamos una vocación de amplitud para romper el miedo, lograr medidas masivas, ganar las calles y parar el Estado.

Una oportunidad perdida en la organización del GCBA


Los conflictos que se pusieron de pie por despidos en sectores de Ciudad (SISYU/Mugica, Canal Ciudad y el CCR) podrían haber marcado un punto de inflexión en el crecimiento de ATE en el estado de CABA. Sin embargo, si bien se tuvo una política correcta al pretender unificar las luchas, se priorizó una lógica de aparato frente a las asambleas que despuntaban en cada sector. Se realizó una medida histórica, sostenida heroicamente por decenas de compañeras, como la permanencia de tres días en la Secretaría de Hacienda sin la preparación adecuada. Ante la necesidad de hacer aportes para sostener la lucha, la Seccional permanentemente puso en cuestión la posibilidad de aportar. Y se aplicó un método de verticalidad de aparato en la conducción de esos conflictos, que contrasta con la disposición democrática de una nueva camada de trabajadores/as estatales y militantes sindicales, a los/as que se les propone como modelo sindical y “cualidad” política el acatamiento mecánico de órdenes. 


Cada vez peor en el Estado nacional


Desde fines del año pasado que ha habido despidos en múltiples organismos, que sólo parcialmente fueron respondidos. En muchos casos, desde una lógica de externalidad al sector en lugar de fortalecer los espacios de base.
En uno de los principales conflictos como es el del INTI, una lucha testigo, primó el enfrentamiento con ATE Nacional antes que el acompañamiento a una de las principales luchas en su radicalidad y dureza del conflicto.
Actualmente existe una nueva tanda de despidos como en Hacienda, SRT, Agroindustria y hay otros en puerta en el marco de la reestructuración de Ministerios y Organismos. Es inminente la discusión de la pauta paritaria y no hay atisbos de ningún plenario o instancia para discutir un planteo reivindicativo. Tampoco lo hubo de cara a rechazar el plan de retiros voluntarios, el vaciamiento de la política pública o contra la precarización.



Sobre la democracia interna


En este marco de fortalecimiento de la identidad agrupacional, como único objetivo y la razón de ser de toda la política gremial, pierden sentido las instancias de democracia interna. No es por casualidad que llevamos meses sin un Plenario General de Delegados/as, con una fuerte ofensiva a las corrientes políticas “no alineadas”, y manteniendo la táctica de paralelización permanente o vaciamiento de las instancias convocadas por ATE Nacional (en una política de fragmentación con responsabilidades compartidas, entre la Verde y Blanca y la Verde ANUSATE, respectivamente).
Otro elemento a destacar es que de la Seccional se apeló a prácticas desleales y fraudulentas en elecciones de Juntas Internas, modificando padrones, dando de baja afiliados/as, candidatos/as y delegados/as para beneficiar la lista de la Verde y Blanca del sector, tal como lo vimos en las elecciones del Instituto Nacional de las Mujeres.



Cuando las mujeres avanzan, ¿el sindicato qué hace?


A pesar del Área de Género impulsada por el sindicato, la Seccional se encargó de obstaculizar y limitar el viaje al Encuentro Nacional de Mujeres a las afiliadas que no nos identificamos con la Verde y Blanca. En lugar de retomar la enorme legitimidad de nuestras luchas contra la violencia machista y de fortalecerla apuntalando viajes masivos, prima la “austeridad” selectiva, a pesar de contar con recursos millonarios. No alcanza con sacarse una foto con el cartel de “Ni una Menos” si después se ponen palos en la rueda a la lucha feminista y no se cuestionan prácticas y privilegios.
Este año la fuerza que tenemos las compañeras logró imponer el derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito como debate parlamentario. Creemos que como sindicato deberíamos apuntalar y sostener este histórico reclamo preparando una amplia difusión y su movilización para sumar fuerzas al vasto reclamo por la legalización.

El debate de fondo


Por estos elementos, el balance que hacemos desde ATE Desde Abajo de la política gremial de la conducción es crítico. No nos conformamos con las respuestas posibilistas que nos encontramos cuando llevamos estos debates a las instancias orgánicas correspondientes. No convalidamos el avance hacia la pejotización y cegetización de nuestra ATE Capital ya que, por el carácter y dinámica de dichos espacios, decantará en un mayor verticalismo burocrático, menos democracia y diversidad de política, en desmedro de las necesidades de las y los trabajadores/as estatales.
En este momento histórico, dónde muchos/as compañeros/as buscan contención en espacios colectivos y de lucha para enfrentar el ajuste, sostenemos que es posible y necesario otro modelo sindical: participativo, democrático y de lucha. Uno que valore y respalde la participación masiva desde las bases y que propicie la generación de espacios amplios en el Sindicato, con todo el respaldo a las luchas de cada sector, sin sustituirlos y fortaleciendo cada paso de las compañeras por mayores derechos. Un sindicato que construya en unidad con todos aquellos sectores que quieran hacer frente a las políticas de este gobierno masivamente y en la calle.
Por estas razones rechazaremos la Memoria y Balance presentada por el Consejo Directivo, que a su vez nuevamente se volvió a restringir en su circulación previa para que pueda ser conocida y debatida con tiempo por el conjunto de las y los afiliados/as.
A su vez, planteamos que esta instancia vote su constitución en Asamblea Extraordinaria para poner en consideración los siguientes puntos:

- Plan de lucha unificado contra los despidos, por recomposición salarial y pase a planta permanente.
- Constitución de un fondo de lucha del aporte de los/as afiliados/as, para acompañar a los y las compañeras/os despedidos en la lucha por sus puestos de trabajo.
- Organizar una masiva participación de las compañeras afiliadas a ATE en el Encuentro Nacional de Mujeres.
- Realizar actividades, movilizaciones y paros en reclamo del Aborto Legal Seguro y Gratuito.